Getty Images

Nueva York, Estados Unidos (AFP) La comercialización del cannabis con fines médicos iniciará esta semana en el estado de Nueva York, el número 23 de Estados Unidos en autorizarlo.

Para ello, se eligieron cinco empresas que cultivarán la marihuana y la venderán para su uso terapéutico a entre 100,000 y 300,000 pacientes.

El jueves 7 de enero comenzarán a abrir sus puertas los veinte dispensarios previstos de manera progresiva, y solo podrán acceder al cannabis las personas afectadas por enfermedades graves como cáncer, mal de Parkinson, esclerosis múltiple o ciertas formas de epilepsia.

El producto ofrecido no será hierba para fumar, sino píldoras, aceites o gotas.

Veinte años después de que California se convirtió en el pionero de la legalización del cannabis en el país, ya son 23 estados que se han subido al tren.

Sin embargo, esta planta y sus productos derivados no están sometidos al control de la agencia estadounidense de medicamentos y alimentación (FDA) y carece de estudios científicos.

De acuerdo con un sondeo realizado en mayo del año pasado por el instituto Harris, el 81% de los estadounidenses se declara a favor de la legalización de la marihuana con fines medicinales.

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín semanal, ¡suscríbete ahora!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre