Salk

Científicos del Instituto Salk de California, en Estados Unidos, hicieron importantes descubrimientos tras estudiar las conexiones neuronales del ser humano. Entre estos hallazgos destaca la evidencia de que la capacidad de memoria de nuestros cerebros es mucho mayor de lo que se pensaba hasta ahora.

Este trabajo, publicado en el sitio especializado eLife, también explica cómo este órgano es tan eficiente al administrar la energía que recibe. Esto, de acuerdo con los expertos, podría ayudar a los ingenieros a diseñar y construir computadoras tan poderosas como nuestra mente con un bajo consumo.

“Hemos calculado que nuestra capacidad de memoria es 10 veces más de lo que se estimaba hasta ahora” dijo Terry Sejnowski, principal co-autor del artículo, “es una bomba en el campo de la neurociencia”.

Según Sejnowski y su equipo, nuestros recuerdos y pensamientos son resultado de patrones de actividad eléctrica y química en el cerebro. Una parte fundamental de la actividad ocurre cuando las ramas de las neuronas interactúan en ciertos cruces, conocidos como sinapsis. Esto, gracias a los axónes y a las dendritas.

Los investigadores reconstruyeron estos tejidos en 3D y fue entonces que encontraron algo inusual. En algunos casos, un solo axón de una neurona formó dos sinapsis para llegar a una sola dendrita de una segunda neurona, lo que significa que la primera parecía estar enviando un mensaje duplicado a la receptora.

Así, decidieron utilizar la microscopía avanzada y algoritmos computacionales para medir la diferencia entre ambas señales, las cuales resultaron ser casi idénticas.

Salk
Salk

“Nos quedamos sorprendidos de encontrar que la diferencia en los tamaños de los pares de las sinapsis eran de 8% o menos” explicó Sejnowski.

Debido a que la capacidad de memoria de las neuronas depende del tamaño de la sinapsis, esta diferencia de 8% resultó ser un número clave para conocer la cantidad de información que potencialmente podría ser almacenada en las conexiones sinápticas.

“Las implicaciones de lo que encontramos son de largo alcance”, añadió Sejnowski, “el estudio de este truco del cerebro apunta a una manera de diseñar mejores equipos”.

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín semanal, ¡suscríbete ahora!