Joe Raedle/Getty Images

El Departamento de Defensa de los Estados Unidos dio a conocer un informe en el que reveló el descubrimiento de la “superbacteria”.

La “superbacteria”, una bacteria resistente a todo tipo de medicación existente, fue descubierta por primera vez en Estados Unidos, generando preocupación sobre el efecto cada vez menor de los antibióticos.

Las autoridades sanitarias de ese país explicaron que se trata de una cepa de la bacteria E. coli que ha resistido la aplicación del antibiótico de último recurso, la colistina y que fue detectada en una paciente de 49 años con infección urinaria en el estado de Pensilvania.

Getty Images
Getty Images

“Es un viejo antibiótico, pero era el único que nos quedaba para lo que yo llamo una bacteria de pesadilla”, dijo Thomas Frieden, director del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos, refiriéndose a la familia de bacterias conocidas como Enterobacterias Resistentes a Carbapenemasas (ERC).

El gen mcr-1, que genera esta resistencia a los antibióticos fue descubierto recientemente y también ha sido hallado en China y en Europa.

Su aparición en Estados Unidos por primera vez “anuncia la emergencia de bacterias totalmente resistentes a los medicamentos”, indicó un informe sobre el hallazgo publicado en la revista Antimicrobial Agents and Chemotherapy de la Asociación Estadounidense de Microbiología.

“Corremos el riesgo de encontrarnos en un mundo pos-antibióticos“, comentó Thomas Frieden.

El anuncio es realizado un año después de que Barack Obama diera a conocer el Plan de Acción Nacional para Combatir la Resistencia Antibiótica Bacterial.

En dicho plan, se instruyó a los departamentos de Defensa, de Agricultura, y de Salud y Servicios para formar un Consejo Asesor, los cuales, de acuerdo con el Blog Oficial de Ciencia del Departamento de Defensa de los Estados Unidos, han realizado diversas investigaciones para preservar la eficacia de los antibióticos.

La colistina apareció en 1959 para tratar infecciones causadas por las bacterias E. coli, Salmonella y Acinetobacter, que pueden causar neumonías o graves infecciones en la sangre o en heridas.

En los años 1980 se dejó de usar para tratar a seres humanos, debido a su alta toxicidad para los riñones, pero es muy usado para la ganadería, especialmente en China.

En los últimos años la colistina volvió a ser usada como tratamiento de último recurso en hospitales y clínicas, luego de que las bacterias comenzaran a desarrollar mayor resistencia a otros antibióticos modernos.

 

 

Con información de AFP

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín semanal, ¡suscríbete ahora!