Un grupo de investigadores de la Universidad de Liverpool encontró que el Mar Caribe, parte del Océano Atlántico, emite un sonido que simula una especie de ‘silbido’, cuyo sonido es tan fuerte, que puede ser escuchado desde el espacio.

El ‘silbido de Rossby’ ha sido ‘escuchado’ en una parte del Océano Atlántico, al sureste del Golfo de México que está delimitado por América del Sur y las Islas del Caribe.

En esta zona han sido identificadas olas u ondas conocidas como “ondas Rossby”, es decir, una gran ola que se propaga lentamente hacia el oeste en el océano. Esta interacción con el fondo del mar, hace que la ola se extinga en el límite occidental y reaparezca en el lado oriental de la cuenca, una interacción que ha sido descrita como ‘agujero de gusano de Rossby’.

Sólo ondas de longitudes particulares pueden sobrevivir a este proceso sin anularse mutuamente, pero estas ondas particulares se refuerzan, produciendo una oscilación con un período de gran nitidez.

Anuncio

“Este fenómeno ocasiona que el agua fluya dentro y fuera de la cuenca cada 120 días. Cuando desaparece en la costa occidental, aparece en el otro extremo y retoma su camino”, explica Chrus Hughes, investigador de la Universidad de Liverpool.

Este cambio producido en el mar es suficiente para realizar cambios en el campo gravitatorio de la Tierra que puede ser medidos por satélites.

El sonido que emite es alrededor de 30 octavas más bajo que el sonido más bajo de un piano y suena así.

“Podemos comparar la actividad del océano en el Mar Caribe a la de un silbato. Cuando soplas en un silbato, el chorro de aire se vuelve inestable y excita la onda de sonido que encaja en la cavidad del silbato. Debido a que el silbato es abierto, el sonido se irradia hacia fuera de forma que puedas oírlo”, describe la investigación publicada en la revista Geophysical Research Letters.

El fenómeno también puede variar el nivel del mar hasta 10 centímetros a lo largo de la costa de Colombia y Venezuela, por lo que entenderlo y estudiarlo puede ayudar a predecir inundaciones costeras, dice Hughes.

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín semanal, ¡suscríbete ahora!