El papel de la mente del árbitro en la cancha
iStock

La Asociación Mexicana de Árbitros (AMA) se negó a dirigir la décima jornada del torneo Clausura 2017 en un acto de protesta desatado por las sanciones a los deportistas Pablo Aguilar (América) y Enrique Triverio (Toluca), las cuales, en un principio, fueron consideradas por los silbantes como insuficientes. Cabe recordar que hoy ambos jugadores fueron inhabilitados por un año. 

Pero este descontento, que paró la actividad de la Primera División el fin de semana pasado, tiene un origen más antiguo, alimentado por faltas de respeto hacia los árbitros dentro y fuera del terreno de juego, así como por el aparentemente poco apoyo mostrado por la Federación Mexicana de Futbol (Femexfut) hacia este gremio.

Sin embargo, en varias ocasiones, los jueces de la cancha también parecen haber mostrado favoritismos o poco interés en hacer cumplir el reglamento al pie de la letra. ¿Es esto su culpa? La ciencia apunta a que, por lo menos, no siempre lo es. A continuación te explicamos el papel que juega el inconsciente del árbitro en cada partido.

Decisiones ‘a la carrera’

El papel de la mente del árbitro en la cancha
iStock
Anuncio

Los árbitros no solo deben ser veloces para seguir a los jugadores a lo largo del terreno de juego y, así, evitar perder detalle de posibles infracciones, sino que además tienen que ser capaces de tomar decisiones ‘a la carrera’. A esto se suma la presión de que sus veredictos sean correctos ya que, después, estos se enfrentarán al análisis de la jugada en cámara lenta que puede evidenciar sus errores, más no corregirlos.

Bajo estas condiciones el cerebro suele recurrir a atajos de pensamiento conocidos como heurísticos, los cuales permiten a la mente simplificar la solución de problemas al realizar evaluaciones en función de datos parciales o incompletos.

Sin embargo, este sistema puede introducir distorsiones sistemáticas en el juicio de los silbantes como aquellas producidas por el ruido del lugar, las protestas de los jugadores y hasta el color en la camiseta del equipo —los colores más oscuros son asociados a la agresividad y el dominio—, según explican los psicólogos Geoffrey Schweizer, Henning Plessner y Ralf Bramd de la Universidad de Potsdam en su estudio Mente y Cerebro.

El ‘rugir’ de las gradas

El papel de la mente del árbitro en la cancha
iStock

En pocos segundos el árbitro debe estimar si la acción de alguno de los deportistas dentro de la cancha merece ser castigada con un tiro libre o penal y apenas unos pocos centímetros pueden marcar la diferencia. Pero no siempre la decisión final del juez de la cancha es la más objetiva, ya que incluso puede depender del ‘rugido’ de las gradas.

Cuanto más fuerte reclama el público una sanción, más propenso es el silbante a concederla, ya que su mente recurre al ‘voto verbal’ de los espectadores. Su cerebro decide apoyar su veredicto con las apreciaciones de los demás, pasando por alto que los locales no suelen ser imparciales, son mayoría y, por lo tanto, se les oye más.

Sobresalir no siempre es bueno

El papel de la mente del árbitro en la cancha
iStock

La altura de los jugadores también puede influir en las decisiones de los árbitros. De acuerdo con estadísticas de la Unión de Asociaciones Europeas de Fútbol (UEFA), la altura media de los futbolistas que cometen faltas es mayor al promedio de la de aquellos que reciben el ataque, un dato comprobado por psicólogos de la Universidad de Rotterdam, Países Bajos.

Una posible explicación es que los deportistas más grandes normalmente ocupan posiciones defensivas, las cuales favorecen las situaciones de ataque. A esto se suma que, en general, tendemos a asociar la altura con la agresividad, y los jueces de la cancha no están libres de esta asociación intuitiva.

A entrenar… el cerebro

A pesar del efecto del ruido y de los colores de los equipos, los árbitros suelen tomar decisiones acertadas en un alto porcentaje de los casos. Sus decisiones, tomadas de forma rápida o ‘a la carrera’, suelen ser intuitivas pero correctas. Esto se debe al entrenamiento mental.

Para disminuir la cantidad de dictámenes falsos, algunos expertos ya están probando software capaz de ayudar a los silbantes a afinar sus veredictos. Algo tan simple como ver jugadas en la pantalla, emitir un juicio y recibir una valoración puede hacer que el desempeño de estos actores en el terreno de juego mejore.

También puedes leer: Psicología para lograr un penal

CON INFORMACIÓN DE ABC

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín, ¡suscríbete!