NASA

(AFP) Esta noche y tras pasar casi un año en el espacio, el astronauta estadounidense Scott Kelly volverá a la Tierra a bordo de un Soyuz, ingresando a la atmósfera a una velocidad de 28,000 kilómetros por hora para aterrizar en Kazajistán.

Esta misma semana, durante una conferencia de prensa mientras flotaba con un micrófono en mano dentro de la Estación Espacial Internacional (ISS), Kelly se dijo ansioso por volver a disfrutar de los placeres de nuestro planeta y el contacto humano.

Además, confesó tener sentimientos encontrados sobre el hecho volver a casa.

“Será difícil dejar esta increíble instalación, porque probablemente nunca vuelva a verla otra vez”, explicó el astronauta que, a sus 52 años, ha viajado cuatro veces al espacio, “pero ciertamente estoy deseoso de volver a Tierra, hay muchas cosas estupendas allá abajo que extraño”.

NASA
NASA
Anuncio

Nativo de Nueva Jersey y ex piloto de la Marina, Kelly es padre de dos hijos y hermano gemelo del también astronauta Mark Kelly.

“Me parece que la parte más difícil es estar aislado en un sentido físico de la gente que es importante para ti”, detalló.

Scott Kelly también afirmó que ansía darse un baño luego de pasar un año limpiándose con pañuelos. Sin embargo, lo primero que debe hacer al regresar es ir al Centro Espacial Johnson en Houston, Texas, para realizarse un montón de exámenes médicos.

“Y luego iré a casa y me lanzaré a la piscina” aseguró.

El regreso

El regreso de Scott Kelly a nuestro planeta tomará menos de tres horas y media. La cápsula Soyuz en la que se trasladará está diseñada para emitir calor en su paso por la atmósfera y para haber perdido dos tercios de su masa al llegar a 122 kilómetros sobre el nivel del mar.

Quince minutos antes de aterrizar, se desplegarán cuatro paracaídas para reducir la velocidad del aparato y luego se desplegará uno más encargado de desacelerar el descenso hasta 1,5 metros por segundo. Justo antes del impacto, dos juegos de tres motores se encenderán para suavizar el aterrizaje.

NASA
NASA

Durante su tiempo en el espacio, Kelly dio vida a un jardín de zinnias, cultivó la primera lechuga extraterrestre, tomó increíbles fotografías de la Tierra y flotó con un traje de gorila para fomentar el interés de los niños en su profesión. 

En total, ha pasado 520 días de su vida en el espacio, tiempo récord para un astronauta estadounidense.

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín semanal, ¡suscríbete ahora!