Tec de Monterrey-Microsoft

Profesores del Tec de Monterrey aprovecharon los sensores y el reconocimiento de patrones de la Microsoft Band para convertir a este wearable en un dispositivo que auxilie a sus portadores en caso de emergencias en crisis de salud, accidentes automovilísticos, desastres naturales o de asaltos.

A través de un mecanismo basado en reconocimiento de patrones y utilizando la red de sensores de la Microsoft Band, automáticamente podrían ser detectadas, y posteriormente controladas, situaciones de riesgo, peligro o inseguridad.

“Estamos trabajando en el área de reconocimiento de patrones para lograr un desarrollo tecnológico mediante el cual podamos detectar cuando una persona se encuentre en una situación de peligro o riesgo y así poderle prestar atención y auxilio inmediatos por parte de cuerpos de emergencia”, explicó Luis A. Trejo, profesor investigador del Tecnológico de Monterrey en el Estado de México.

Para ello el grupo de investigadores a cargo del proyecto, recolectó un conjunto de datos fisiológicos, de medio ambiente y de movimiento de los usuarios utilizando la red de sensores que posee el brazalete de Microsoft.

Dichos sensores proporcionan datos de las actividades diarias del usuario, en condiciones normales y en situaciones de estrés.

Esta base de datos es recabada por los investigadores y lleva el nombre de PRIDE (Personal RIsk DEtection).

Los primeros experimentos han utilizado los datos en PRIDE con algoritmos de reconocimiento de patrones para diferenciar el comportamiento humano en condiciones normales y “anormales”.

“De esta forma, la solución final podría ser capaz de detectar condiciones anómalas, que pueden ser el resultado de situaciones de riesgo a las que se enfrenta el usuario como una crisis de salud, accidentes automovilísticos, asaltos, entre otros percances”, explicó Trejo.

Los sensores de la Microsoft Band monitorean aceleración vertical y horizontal, la velocidad de rotación, frecuencia cardíaca y la temperatura de la piel, de los usuarios para que una vez identificados los patrones fisiológicos y de comportamiento, se genere una alarma ante una emergencia vía Bluetooth en sus smartphones.

Dicha señal permite su ubicación y facilita la asistencia por parte de los cuerpos de emergencia.

“En caso de que los usuarios presentaran una emergencia de salud, sería posible reconocerla a través de los sensores de frecuencia cardíaca y acelerómetros. Si tuviese el usuario un accidente automovilístico de gran impacto, a partir de los sensores de aceleración, velocidad de rotación y frecuencia cardíaca, se emitiría la alerta desde su teléfono inteligente”, explicó.

Para fines de año se tiene contemplado que se tengan avances importantes en el prototipo de la solución completa, que incluye el brazalete de Microsoft y el software desarrollado por el Tecnológico de Monterrey, cuyos beneficios en el corto y/o mediano plazo pueden incrementar la seguridad e integridad de los ciudadanos.

Eventualmente, el desarrollo tecnológico se incorporaría al sistema ELISA (Emergencia, Localización Inmediata, Seguridad y Asistencia), plataforma que opera desde octubre de 2010 en el Tecnológico de Monterrey Campus Estado de México, así como en Condado de Sayavedra en Atizapán, Estado de México.

Actualmente, la activación de alarmas que emite ELISA se realiza manualmente desde los teléfonos inteligentes de sus más de 750 usuarios. En un futuro, esto se realizaría automáticamente, que es el principal objetivo de este proyecto de investigación del Tecnológico de Monterrey.

CON INFORMACIÓN DE AGENCIA TEC DE MONTERREY

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín semanal, ¡suscríbete ahora!

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre