El verdadero depredador del Jurásico

El Dollocaris fue un temible depredador para los camarones de su época.

Masato Hattori

París, Francia (AFP) ¿Habías visto antes a un animal cuyos ojos ocupen casi una cuarta parte de su cuerpo? Este es el Dollocaris, una especie de crustáceo primitivo del periodo Jurásico que, probablemente, fue un temible depredador para los camarones de su época.

Esto de acuerdo con el equipo internacional que acaba de reconstruir la estructura tridimensional de este fósil de 160 millones de años. El ejemplar fue descubierto en Ardèche, al sudeste de Francia.

“No se conocían ojos tan bien fosilizados de épocas tan antiguas”, explicó Jean Vannier, director de investigaciones del laboratorio de geología de Lyon, ubicado al sur de Francia, quien dirigió el estudio publicado en la revista Nature Communications.

El Dollocaris forma parte de un grupo de artrópodos marinos extinguidos. Los expertos calculan que medía de 5 a 20 centímetros de largo y que podía nadar. Protegido por un caparazón parecido al de los cangrejos, este animal tenía tres pares de apéndices prensiles que le permitían atrapar a sus presas.

Pero su signo más particular eran unos ojos compuestos hipertrofiados, cada uno con unas 18,000 facetas que le daban una imagen en mosaico, un récord exceptuando a las actuales libélulas.

El Dollocaris desapareció al final del período Cretácico, como los dinosaurios, hace unos 66 millones de años.

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín semanal, ¡suscríbete ahora!