ganadores del premio eugenio garza sada
Portal Informativo Tec de Monterrey

La Unión de Empresarios para la Tecnología en la Educación, A.C. (UNETE), Tecnología para la Comunidad y una persona que eligió permanecer en el anonimato, fueron los ganadores del Premio Eugenio Garza Sada que se entregó el 9 de septiembre en Monterrey.

Salvador Alva, director del Tec de Monterrey, afirmó que los ganadores “siguen el ejemplo de Don Eugenio, preocupados por el desarrollo humano a través de la educación y del trabajo, así como por el mejoramiento del nivel de vida y de cultura en México”.

El premio, creado por FEMSA en 1993, reconoce al Emprendimiento Social, Estudiantil y Personal. Cada uno recibe la escultura ‘Luz Interior’ de Yvonne Domenge, un reconocimiento escrito y un apoyo económico de 250 mil pesos, en el caso de emprendimiento social, y de 100 mil en las otras categorías.

El trabajo de UNETE, una asociación de la Ciudad de México que promueve el equipamiento tecnológico de aulas y la capacitación de maestros en primarias y secundarias públicas en zonas marginadas, ha beneficiado al 10 por ciento de la matrícula educativa en México; alrededor de dos millones de alumnos y 94 mil profesores.

Anuncio

“Esta distinción renueva nuestro compromiso para servir a México en la educación y tener un país más justo y próspero”, dijo su fundador y presidente, Guillermo Kelley.

De Jalisco, la asociación Tecnología para la Comunidad fue seleccionada como ganadora en la categoría Estudiantil. Su objetivo es vincular la investigación científica con el compromiso social para que personas con discapacidad reciban rehabilitación física y recuperen su autonomía.

Con apoyo de la asociación, 54 personas han podido volver a caminar. Uno de sus miembros, Ernesto del Carmen Baltazar, dijo durante la ceremonia que la universidad es una etapa donde el conocimiento debe compartirse dentro y fuera del salón de clases. “Don Eugenio (Garza Sada) conocía esta conexión entre investigación entre investigación y ciencia, entre ciencia y tecnología, y su vínculo hacia el desarrollo, el bienestar y la libertad”.

En esta ocasión la categoría Personal permanece anónima a petición del ganador que, por razones estrictamente personales, no acepta reconocimientos públicos. El premio fue donado a ‘Líderes del Mañana’ del Tecnológico de Monterrey, un programa que permite la movilidad social y que actualmente beneficia a 558 jóvenes.

Melanie Vielma, alumna de la segunda generación de este programa, agradeció al ganador “por creer en la educación y por ser consciente que la enfermedad más apremiante de este país es la ignorancia”.

Con información del portal informativo del Tec de Monterrey y periódico El Norte.

También lee: Robots para educar.

 

¿Te gustó esta información? Consigue más en boletín, ¡suscríbete!