iStock

¿Quieres emprender en línea? o ¿ya tienes una startup y estás pensando en empezar a comercializar tus productos o servicios vía online? Este es el momento, aquí te contamos por qué y cómo aprovecharlo.

E-commerce, la “gran oportunidad” de nuestro tiempo

El comercio electrónico representa actualmente una “gran oportunidad” para las startups en México. La primera y principal razón tiene que ver con el crecimiento que este sector ha tenido desde hace cerca de cinco años. Así lo consideró Itzel Villa Salinas, Directora de Emprendimiento de Alto Impacto del Instituto Nacional del Emprendedor (INADEM), en entrevista con Tec Review Web.

“Es una industria que ha presentado tasas de crecimiento compuestas anuales de más del 30%”, explicó.

Anuncio

Otra de las ventajas que ofrece este modelo de negocio a las startups, según la especialista, tiene que ver con la facilidad de compra y venta. “Antes, (dentro del modelo tradicional), los emprendedores se encontraban con obstáculos para llevar su producto al mercado o al consumidor final”, dijo, “ahora, el e-commerce abre un canal que les permite hacerlo de manera más rápida, más eficiente, y mucho menos costosa”.

Villa Salinas también destacó la modificación en los hábitos de consumo que la llegada del comercio electrónico ha potenciado. “Hay una nueva generación de consumidores que prefieren la practicidad de comprar productos y servicios en línea”, comentó, “ya no le tienen miedo a meter sus datos en un sitio web y esto ha cambiado la forma en la que consumen. Esto continúa y representa también una gran oportunidad”.

Los retos de emprender en línea

Itzel Villa Salinas dejó claro que apostarle a este modelo de negocio permite a las startups un mayor alcance en cuanto al mercado “en comparación con el sistema tradicional”. Sin embargo, destacó que “no es una cuestión sencilla”.

“No es un tema de nada más poner mi página web o contar con los productos”, comentó al respecto, antes de aconsejar tomar en cuenta “los tres aspectos que más deben de cuidarse cuando se quiere vender en línea”.

El primero de estos es el de la normatividad. “El hecho de comercializar productos o servicios vía online implica una serie de responsabilidades y de obligaciones que se deben de atender”, afirmó.

El siguiente tiene que ver con la satisfacción del cliente. “No vas a ofrecer una experiencia de compra exactamente igual a la que tendría el consumidor al acercarse a ti físicamente, pero tienes que procurar que el cliente tenga el mismo agrado al ordenar en línea”, recomendó.

El tercer factor a tomar en cuenta por las startups es “un tema que en muchas ocasiones también les genera problemas al instrumentar un e-commerce: el de la logística”, afirmó, “se trata de tener claros todos los procedimientos del emprendimiento, incluida la parte de la entrega”.

Finalmente, Itzel Villa Salinas aconsejó acercarse a “los apoyos de base local, ya que, según el estado en el que se encuentran definen sus vocaciones”. Así, el emprendedor puede encontrar un soporte a fin a sus necesidades y al contexto en el que se desarrolla.

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín semanal, ¡suscríbete ahora!