En las elecciones estadounidenses de 2016, los latinos son clave

Se trata de un proceso atípico, en el que México ha sido centro de muchos debates y discusiones: experta.

iStock

Los latinoamericanos tienen un papel especialmente importante en las elecciones presidenciales estadounidenses de este 2016, tanto aquellos que están dentro del país norteamericano como quienes se encuentran fuera de este. ¿Cómo influirán en el resultado de la jornada del 8 de noviembre? ¿Qué le espera a naciones como México si gana el republicano Donald Trump o si obtiene el triunfo la demócrata Hillary Clinton?

“Lo primero que vemos es que se trata de un proceso atípico, en el que México ha sido centro de muchos debates y discusiones”, dijo al respecto Xochitl Pimienta Franco, Directora de la Licenciatura en Relaciones Internacionales del Tecnológico de Monterrey, Campus Estado de México, en entrevista con Tec Review.

“Se está involucrando a un tercero, algo que no se había visto antes en una contienda a la Casa Blanca, un país que no es en el que se llevará a cabo la elección”, agregó. “Y todo esto, considero, empezó con el tema del muro”.

Como parte de su campaña, Trump presentó un plan para frenar la inmigración que llega ilegalmente a Estados Unidos, el cual incluye levantar un muro en la frontera de esta nación con México. El republicano consideró además que será el país latinoamericano el que se encargará de pagarlo.

La campaña de Donald Trump también incluyó un polémico discurso en el que se refirió a los inmigrantes mexicanos como problemáticos. “Traen drogas, crimen, son violadores”, dijo en junio del año pasado.

“Hace mucho que no veíamos un discurso de odio como este, el cual genero muchas reacciones negativas en el ámbito internacional”, comentó la profesora Pimienta Franco. “Esta contienda tiene muchas cuestiones extraordinarias que, además, nos involucran. Es por ello que los latinoamericanos y, en especial, los mexicanos, debemos seguirla con especial atención.

El poder de los latinos

De acuerdo con el centro de investigación Pew Research Center, actualmente 55.2 millones de latinos viven en Estados Unidos. Esto representa al 17% de la población total del país norteamericano.

“No es una cantidad menor”, destacó la experta en Relaciones Internacionales, al añadir que, dentro esta cifra, los inmigrantes mexicanos son mayoría (63%), seguidos por los puertorriqueños, los salvadoreños y los cubanos. Entre todas estas personas, 25.4 millones, “es decir, poco menos de la mitad”, se registraron para votar el 8 de noviembre.

“Es un número impresionante”, comentó Xochitl Pimienta. “Esta elección depende de grandes comunidades de las llamadas minorías, como esta o como la de los afroamericanos, por ejemplo”.

No todos los latinos van con Clinton

Es importante aclarar que, aunque la mayoría de los Latinoamericanos en Estados Unidos probablemente votarán por la demócrata Hillary Clinton, no serán todos. Existen casos, como el de algunos latinos de segunda o tercera generación, que comparten las ideas del republicano Donald Trump.

“Recordemos, además, que Trump ha señalado a Clinton como una política tradicional, de la vieja de la escuela, de promesas sin cumplir. Esto puede tener un impacto en la gran cantidad de jóvenes, de millennials, que integran la comunidad latinoamericana”, dijo la profesora Pimienta Franco. “Donald Trump los invita a probar algo ‘nuevo’, a un empresario”.

Tomando en cuenta esto, “todo puede suceder”. “Acabamos de ver otro tipo de elecciones cuyos resultados nos han sorprendido, como el Brexit o el acuerdo de paz en Colombia”, mencionó la especialista del Tecnológico de Monterrey. “Esperemos que toda la atipicidad que hemos visto durante las campañas en Estados Unidos no terminen en un desenlace atípico”.

¿Qué les espera a los latinos en Estados Unidos?

La elección a la Casa Blanca de este 2016 es complicada, algo que de acuerdo con Xochitl Pimienta tiene que ver principalmente con el tema de la inmigración. ¿Cómo va a tratar cada uno de los candidatos esta problemática?

“Creo que lo han dejado claro”, afirmó la experta en Relaciones Internacionales. Por un lado, los republicanos, dicen que la política de inmigración “debe servir al interés nacional de los Estados Unidos y de los trabajadores norteamericanos”.

“La migración ilegal pone en peligro a todos, explota a los contribuyentes, e insulta aquellos que aspirar ingresar a Estados Unidos legalmente”, se lee en su plataforma política. “Nos oponemos a cualquier forma de amnistía para aquellos quienes, a través de quebrantar las leyes ponen en desventaja a aquellos que las obedecen”.

Los demócratas, por su parte, hablan de “orgullo” al recordar que Estados Unidos es una nación de inmigrantes. “Estas personas mañana serán maestros, doctores, abogados, líderes de gobierno, soldados, emprendedores, activistas y pilares de la comunidad”, según su sitio web.

Contrario al grupo republicano, “no se centran tanto en la ilegalidad, aunque dejan claro que hay que tener límites razonables”, destacó la profesora Pimienta Franco.

“Así, si gana Hillary Clinton, podemos esperar una política inmigratoria muy parecida a la del presidente Barack Obama, uno de los presidentes que más ha expulsado latinos de su país pero que lo ha hecho de la mejor manera posible, o de la menos mala, por decirlo de alguna manera”, agregó. “Con Trump sería todo lo contrario”.

¿Qué les espera a los latinos fuera de Estados Unidos?

“Los mercados latinos, en especial el mexicano, ya están en vilo” aseguró la Directora de la Licenciatura en Relaciones Internacionales del Tec. “CitiBanamex publicó recientemente un estudio que afirma que, si gana Donald Trump, afectaría el crecimiento económico de nuestro país, el cual pasaría del 2.3% al 1.8%”.

“En cambio, si Hillary Clinton resulta presidente, el mismo indicador aumentaría hasta casi el 3% (2.8-2.9%)”, añadió.

¿Qué sucede con otras promesas de campaña como el muro o la renegociación de pactos comerciales? “Pienso que son discursos muy vendibles pero, de eso, a que Trump lo pueda hacer, hay muchos actores que entran en juego, no creo que sea así de fácil”, dijo Xochitl Pimienta.

“En el primer caso, Estados Unidos está en su pleno derecho de hacer el muro dentro de su territorio pero, que México acceda a pagarlo, es otra cosa”, comentó. “Tendría que ser muy claro con los beneficios que esto le traería a nuestro país”.

“La renegociación de pactos comerciales, como el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), también es un tema difícil, ya que no son acuerdos que se tengan que ver únicamente con México, sino también con otros países, por lo que no depende sólo de Trump”, detalló. “Además, habría que ver si las empresas norteamericanas que tienen su pie de producción en otro territorio están dispuestas a regresar al costo de mano de obra, de transporte y de materiales que tienen en Estados Unidos”.

Sobre otras promesas de campaña, como el cambio climático, la profesora Pimienta Franco espera “que si gana Clinton, finalmente Estados Unidos acceda a firmar el protocolo de Kioto, algo que va a beneficiarnos a todos”, finalizó.

 

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín, ¡suscríbete!