AFP PHOTO

En otoño, La Niña podría desplazar a El Niño

Un fenómeno de enfriamiento en el océano a nivel del Ecuador podría frenar temporalmente el aumento en las temperaturas

Los efectos provocados por la llegada de El Niño podrían disiparse durante el otoño, como consecuencia de la llegada de La Niña y el eventual descenso en las temperaturas.

El fenómeno de El Niño que propició un calentamiento inusual durante los primeros meses del año, rompiendo récords en las temperaturas registradas, podría estar en descenso, de acuerdo con los últimos datos de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA).

El Niño se presenta entre tres y siete años y se caracteriza por el calentamiento de las aguas superiores del Océano Pacífico a nivel de El Ecuador, lo que libera el calor del océano contenido en la atmósfera, lo que eleva el índice de temperatura global.

El último fenómeno de esta naturaleza se dio en 2010 lo que hizo que las temperaturas medias globales cayeran entre 0.1 y 0.2 grados centígrados a nivel global.

La NOAA predice un 75% de probabilidad de que La Niña se desarrolle durante el otoño o el invierno.

El 2016 podría ser el año más caluroso debido a los efectos de El Niño y al calentamiento global, prueba de ello es que el mes pasado fue el abril más caluroso desde 1880, sin embargo, los efectos temporales de La Niña podrían evitar que la temperatura sobrepase los 1.14 grados Celsius.

 

 

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín semanal, ¡suscríbete ahora!