WWF

Casi la mitad de los sitios que componen el Patrimonio Mundial Natural están actualmente amenazados por actividades industriales dañinas. Así lo dio a conocer un informe del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) publicado el 12 de abril.

“En total, 114 de estas 229 áreas están expuestas a la explotación de petróleo, de gas, a la minería y a la tala ilegal, por ejemplo”, dijo al respecto Roberto Troya, director para América Latina y el Caribe de esta organización, en entrevista con Tec Review Web.

En el marco del Día Internacional de la Tierra, el cual se celebra este 22 de abril, Troya recordó que se trata de sitios que proveen servicios vitales tanto para las personas que habitan en —o cerca— de ellos como para el ambiente natural.

“No se trata de conservar sólo por conservar, no tendría sentido”, afirmó, “el estudio demuestra que dos terceras partes de estas áreas son un medio de subsistencia para muchas comunidades”.

El análisis, realizado para WWF por Dalberg Global Development Advisors, muestra cómo los sitios del Patrimonio Mundial Natural contribuyen al desarrollo económico y social de las comunidades.

Tal es el caso de Belice, que según Roberto Troya, un país con “casi 400 mil habitantes, de los cuales, por lo menos la mitad, dependen directa o indirectamente del área del arrecife que están protegiendo”.

WWF
WWF

“Los sitios del Patrimonio Mundial deberían recibir los niveles más altos de protección y, sin embargo, generalmente no somos capaces de salvaguardar esta importante parte de la superficie de la Tierra”, consideró Marco Lambertini, Director General de WWF Internacional en un comunicado, necesitamos trabajar juntos para permitir que estos sitios sigan proporcionando bienestar a las personas y la naturaleza”.

¿Por qué hablar ahora del Patrimonio Mundial Natural?

WWF es una organización conservacionista independiente que trabaja en todo el mundo por proteger al ambiente natural. Un par de los sitios en los que recientemente se hizo presente, “ambos parte del Patrimonio Mundial”, evidenció el impacto de las actividades industriales dañinas en su bienestar.

Así lo recordó el director para América Latina y el Caribe de esta organización.

“Esta campaña nació entre la Gran Barrera de Coral australiana y el parque nacional Virunga de la República Democrática del Congo. En estos lugares descubrimos que existían una serie de factores que los ponen en riesgo, lo que nos llevó a preguntarnos: ¿qué estará pasando con el resto del Patrimonio Mundial Natural?”.

WWF
WWF
Getty Images
Getty Images

A partir de los resultados obtenidos con ayuda de Dalberg y la red internacional de WWF, la organización arrancó una campaña de concientización y acción.

“El llamado que estamos haciendo es al sector público pero, también, al privado porque este tiene gran parte de una corresponsabilidad en esto. Pienso que se pueden plantear inversiones que puedan ser más sustentables, que puedan mantener el entorno e, incluso, la misma riqueza por la cual se está trabajando en estas áreas”, explicó Roberto Troya.

Agregó que WWF ya está trabajando en el acercamiento con los gobiernos correspondientes a cada una de estas zonas protegidas para plantear alternativas a las actividades dañinas.

Con la mente en el futuro

Los sitios del Patrimonio Mundial Natural cubren aproximadamente el 0.5 por ciento de la superficie de la Tierra. Estas áreas sostienen algunos de los ecosistemas más valiosos del planeta y contribuyen a las economías a través del turismo, el recreo y la exportación de recursos, al tiempo que albergan especies amenazadas y ayudan a contrarrestar el cambio climático.

WWF
WWF

Por ello, el informe de WWF establece cinco principios globales fundamentales para su buen manejo: valoración, decisiones de inversión, gobernanza, formulación de políticas y observancia.

Estos pueden ayudar a las personas encargadas de tomar decisiones a lograr un equilibrio entre conservación, sostenibilidad y desarrollo, así como a reducir las amenazas a nuestro Patrimonio Mundial compartido, de acuerdo con Troya.

“En un planeta en donde tenemos aproximadamente 7 mil millones de habitantes y que probablemente alcanzará los 9 mil millones en 2050, la preocupación por generar alimentos y viviendas, entre otras necesidades, está en continuo crecimiento”, destacó.

“Si no logramos mejorar la producción, utilizando menos recursos, no va a ser posible vivir bien en el futuro. Tenemos que pensar en el planeta y en nosotros mismos ya. Tenemos que ver cómo vamos a aportar a la salud de nuestra Tierra”, concluyó.

Si quieres consultar el informe completo da click aquí.

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín semanal, ¡suscríbete ahora!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre