Enseñan Protección Civil a niños con videojuegos

Los videojuegos son de código abierto, por lo que la comunidad lo puede adaptar y mejorarlos

Getty Images

Benjamín Valdés Aguirre, profesor del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM), campus Querétaro, organiza concursos nacionales para impulsar la creación de videojuegos que eduquen a los niños en materia de protección civil.

El docente, junto con el Comité de Ayuda a Desastres y Emergencias Nacionales (Cadena) y el Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred), fomenta la creación de aplicaciones móviles (app) con el proyecto Kuxtal Videojuegos.

La iniciativa inició con el objetivo de realizar propuestas de tecnologías inteligentes para mejorar el conocimiento y el manejo de desastres naturales en la población.

En una entrevista con la Agencia Informativa del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), el creador Benjamín Valdés Aguirre dijo que la idea nació hace casi dos años, gracias a una junta organizada por la dirección de Sistemas Computacionales, la cual está integrada por especialistas procedentes de Inglaterra, Estados Unidos y México.

“Yo presenté el planteamiento de que una de las mejores formas de contribuir era preparando a la gente, y el punto fuerte de la plática fue trabajar la tecnología educativa”, mencionó Valdés Aguirre.

“Este uso, de las nuevas tecnologías, sería para hacer videojuegos que pudieran tener mayor penetración con niños y jóvenes y generar una alternativa más efectiva que los folletos o panfletos que se suelen utilizar para estos fines”, agregó.

El catedrático mencionó que en la reunión estuvieron presentes el director del grupo Cadena, Benjamín Languiano, quien le comentó su inquietud de hacer algo similar, ya que la firma monta un museo temático acerca de desastres.

“Acordamos organizar un concurso abierto, donde tuviéramos a gente de todo el país haciendo videojuegos que fueran gratuitos y que cumplieran con un rigor técnico”, dijo Valdés Aguirre.

“Esto sería con el objetivo de enseñar a los niños los conocimientos sobre qué hacer en un incendio, en un terremoto o un huracán”, destacó.

En un inicio, el proyecto estaba orientado a la supervivencia, después a través de Cadena, el Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred),  mostró interés en que fuera más orientado a la prevención.

“Comenzamos con una serie de talleres y pláticas con rescatistas, donde ellos venían al ITESM y hablaban con los participantes. También las transmitíamos por Internet, a través de YouTube, para enseñarles desde, cómo diseñar un videojuego y la cuestión educativa y didáctica sobre estos temas”, detalló.

La convocatoria inicial se lanzó en agosto de 2015, a la que se inscribieron más de 20 equipos y después de cuatro rondas eliminatorias, cinco fueron los finalistas.

Para la evaluación, los organizadores tomaron en cuenta la parte pedagógica y el diseño del videojuego, que fue por parte del Tec de Monterrey.

La realización del material estuvo a cargo de Protección Civil y el Cenapred. Para la parte de entretenimiento, el proyecto contó con el apoyo de niños de la comunidad Temoaya, en el Estado de México.

“Nos llevamos iPads y nos sentamos a hacer pruebas con los niños de entre seis y ocho años, durante más de dos horas. Contemplamos niños de esas edades, porque ya tienen más habilidad para jugar con tabletas y celulares”, subrayó el profesor.

“Evaluamos no solo si les gustó el juego, buscamos que fuera aleatorio para hacer justa la evaluación”, abundó.

El equipo ganador, que lleva por nombre Ocelotes, desarrolló el juego Yoyo escapa del fuego, el cual se trata de un niño que está con su papá y tienen que escapar de un incendio.

“Ahí tienen varios retos, como checar puertas para ver si hay fuego tocando las manijas de las puertas o se arrastran para que el humo no les llegue. Tiene muchas interacciones muy simbólicas y bien mapeadas. Algo bastante ingenioso y bien llevado”, explicó Valdés Aguirre.

Yoyo escapa del fuego fue el videojuego más integrado. Había otros, incluso, más divertidos, pero este tenía un mejor balance respecto a los demás aspectos que se evaluaron”, agregó.

Los juegos porque están diseñados con licencia de software libre, esto con el fin de que cualquier persona pueda tomarlos, rehacerlos, modificarlos y mejorarlos.

El juego está disponible en la página Kuxtal Videojuegos; también se puede acceder a todos los juegos participantes a través de Google Play y Facebook.

Los organizadores esperan que la próxima convocatoria se abra en 2017 para que tengan seis o siete meses para desarrollar  los videojuegos y en 2018 realizar una premiación.
Con información de Notimex

Los editores recomiendan