Ésta es la sustancia química que está matando personas en Siria
AFP

El pasado 4 de abril, la ciudad de Jan Sheijun, ubicada en el Noroeste de Siria, fue atacada con armas químicas que provocaron heridas y fallecimientos de decenas de habitantes.

De acuerdo con el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), hasta este 6 de abril se registraron 86 muertes, entre ellas las de 30 niños, así como 160 heridos. Por su parte, Geert Cappelaere, Director Regional para Medio Oriente de Unicef (Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia) dijo que son más de 500 las personas lesionadas.

Los primeros estudios realizados a las víctimas de este evento apuntan a que la sustancia responsable es el gas sarín, un arma química, declaró el ministerio de Sanidad turco. Aquí te explicamos de qué se trata.

¿Qué es el sarín?

El sarín es una sustancia tóxica hecha por el hombre que afecta al sistema nervioso. Desarrollada en 1938 en Alemania, su objetivo principal era el de fungir como un pesticida, sin embargo, hoy suele emplearse como un arma química.

Este gas no tiene olor ni color y, al tratarse del vapor de un líquido, puede propagarse fácilmente en el medio ambiente.

¿Cómo se propaga?

Cuando el sarín es liberado en el aire, las personas expuestas al mismo corren peligro de intoxicarse a través del contacto con la piel y los ojos, así como al respirarlo. El compuesto también puede esparcirse fácilmente en el agua y, por ende, infectar a quienes la toquen o beban.

Esta sustancia es más pesada que el aire, por lo que se expande a áreas bajas, lo que significa un mayor nivel de peligro en cuestión de exposición.

¿Qué provoca este gas?

La magnitud de la intoxicación causada por el sarín depende de la cantidad del mismo y el tiempo durante el cual fue expuesta una persona.

Las molestias comienzan a aparecer unos pocos segundos después del contacto con el gas en forma de ojos llorosos y cansados, flujo nasal abundante, visión borrosa, babeo o sudoración excesiva, tos, presión en el pecho, debilidad, náuseas, vómito o diarrea, confusión, somnolencia, así como cambios en el ritmo cardíaco y la presión arterial.

En caso de contacto prolongado con grandes dosis de sarín, la persona puede presentar pérdida de consciencia, convulsiones, parálisis, y complicaciones para respirar. En estos casos, las probabilidades de sobrevivir son menores.

Quitar la ropa, desaparecerla y lavar inmediatamente el cuerpo del intoxicado es lo que se recomienda hacer para evitarlo, así como buscar atención médica tan pronto como sea posible.

¿Qué son las armas químicas?

Las armas químicas son aquellas que utilizan las propiedades tóxicas de ciertas sustancias para incapacitar, herir o quitar la vida a otras personas.

Según la Oficina de Asuntos de Desarme de las Naciones Unidas (UNODA), éstas comenzaron a usarse durante la Segunda Guerra Mundial, cuando se utilizaba gas venenoso con el objetivo de causar sufrimiento y bajas en los militares.

El 3 de septiembre de 1992, en Ginebra, después de 12 años de acuerdos, la Conferencia de Desarme adoptó la Convención sobre las Armas Químicas, las cuales han sido causa de la muerte de 1,000,000 personas en todo el mundo, aproximadamente.

CON INFORMACIÓN DE AFP Y CDC

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín, ¡suscríbete!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre