Este emprendedor quiere ver menos discriminación y más sushi
21 Maki

¿Cuál es tu sueño más grande? ¿Crear empresa exitosa? ¿Viajar? ¿Tener tu propia casa? Las personas que tienen algún tipo de discapacidad desean lo mismo, sin embargo en México, sólo dos de cada diez de ellas tiene acceso a un empleo y, por lo tanto, a alcanzar sus metas. Esto, de acuerdo con la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

“Si tienes lo que se necesita para acercar a los miembros de un grupo vulnerable a sus sueños, a su felicidad, ¿por qué no hacerlo?” preguntó el emprendedor social Héctor Moreno en entrevista con Tec Review. Fue precisamente este pensamiento el que lo llevó a fundar 21 Maki, una startup dedicada a ofrecer servicios de catering en la cual el 90% de los empleados tiene síndrome de Down.

Este emprendedor quiere ver menos discriminación y más sushi
21 Maki

La historia de este emprendimiento inició cuando el EXATEC aún estudiaba Ingeniería en Biotecnología en el campus Ciudad de México. “Tenía que cumplir con mi servicio social, así que, junto con una amiga, busque en dónde hacerlo sin tener que trasladarme muy lejos de mi casa. Fue así que llegué a la fundación CEDAC A.C.”, recordó. “Ahí empecé a trabajar con personas con síndrome de Down. Para cuando termine el servicio, ellos ya eran mis amigos”.

Pero fue entonces que Moreno se percató de las pocas oportunidades laborales a las que las personas con capacidades diferentes pueden acceder. “Imagínate que el más grande sueño de tu mejor amigo es trabajar en una gran compañía estadounidense pero que, al aplicar a un puesto dentro de ella, le dicen que no puede trabajar ahí porque es mexicano. ¿Cómo te sentirías? Eso mismo sentí yo, porque ellos son mis amigos”, explicó el startupero, “así que los invite a hacer sushi conmigo”.

Anuncio

En 21 Maki, Héctor Moreno y sus amigos de la fundación CEDAC A.C. son quienes se encargan de preparar, cortar y servir los rollos. “Y para aquellos a quienes no les gusta el sushi, también hacemos pizzas y organizamos coffee breaks”, comentó el fundador de la startup. “Con dada servicio rompemos prejuicios y demostramos que las personas con síndrome de Down tienen la capacidad de valerse por sí mismos”.

Este emprendedor quiere ver menos discriminación y más sushi
21 Maki

A los nuevos emprendedores sociales, Moreno les recuerda que “empezar tu propio negocio siempre da miedo pero lo único que necesitas es atreverte, trabajar duro y prepararte”. “Creo que muchas veces no nos damos cuenta de lo afortunados que somos porque estamos acostumbrados a ello. El emprendimiento social nos ayuda a abrir nuestros propios ojos y los de los demás”.

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín semanal, ¡suscríbete ahora!