Adriana Farias

Por Luis Estrada

Aunque la madre de Ana Lucía Cepeda trabaja desde hace casi 30 años, nunca se perdió algún momento de la infancia de su hija, e incluso se ha desarrollado profesionalmente. Fue afortunada, porque, según datos del Inegi, en México seis de cada 10 mujeres dejan de trabajar al tener a su primer bebé. A Cepeda esta situación le provocó una “espinita”, y en 2012 creó una bolsa de trabajo enfocada en el talento femenino. Es Bolsa Rosa y ha publicado más de 10,000 vacantes y enseñado a casi 20 empresas la forma de implementar este modelo laboral.

¿Cómo creaste Bolsa Rosa?

Cuando terminé la carrera de Psicología Organizacional me puse a investigar sobre el modelo de horarios flexibles y descubrí que México estaba en pañales en este tema, ya que muchas mujeres sacrificaban el tiempo de su familia por trabajar. Fue así que pensé en un proyecto que se enfocara en una necesidad que no estaba siendo atendida, un nicho que nadie miraba.

¿Cuáles fueron los obstáculos a los que te enfrentaste?

La falta de sensibilidad en el tema. Las empresas sí tienen idea de qué se trata el concepto de horario flexible; sin embargo, aún falta convencerlas de que este tipo de trabajos genera lealtad, compromiso, mejora la productividad para y hacia las empresas. Además, reduce la ausencia y el estrés, lo que crea un mejor ambiente laboral y mejores colaboradoras.

¿Bolsa Rosa es sólo una bolsa de trabajo?

No, además de tener 1,000 vacantes publicadas en línea, también ofrezco un servicio de consultoría con talleres, conferencias y actividades para que las empresas implementen la flexibilidad como una estrategia de negocio para centros de trabajo competitivos, con mayor calidad de vida y equidad de género. A la fecha, hemos trabajado con 18 compañías que han implementado el modelo de horarios flexibles.

¿Qué planes tienes para los próximos años?

Seguir escalando con Bolsa Rosa a nivel nacional, específicamente en el Distrito Federal y Guadalajara, y ampliar nuestro mercado a toda Latinoamérica. También tenemos un proyecto en conjunto con la firma Working Mother, para otorgar distintivos “Best Working Mother Companies” a las empresas y lugares de trabajo más amigables con las madres.

Ana Lucía Cepeda estudió Psicología Organizacional en el Tec de Monterrey, Campus Monterrey. Es directora general de Bolsa Rosa-Trabajo Flexible.

Te puede interesar: Jill Salzman, la rockstar de las madres emprendedoras

(Nota del editor: Este reportaje se publicó en la Edición No. 2 noviembre/diciembre de 2015 de la revista Tec Review) 

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín, ¡suscríbete!