Este exoplaneta podría estar cubierto por un océano

Puede que Próxima b albergue agua en estado líquido, condición necesaria para la vida: estudio.

Este exoplaneta podría estar cubierto por un océano
Nature

(AFP) Próxima b, el planeta vecino de la Tierra potencialmente habitable que fue descubierto en agosto de este año, podría contar con un océano en su superficie. Así lo dio a conocer este 6 de octubre un grupo de investigadores franceses en el medio especializado The Astrophysical Journal Letters.

El ‘pequeño’ cuerpo que orbita en torno a la estrella más cercana al Sistema Solar, Próxima del Centauri, se encuentra a solo 4,2 años luz de nosotros, en una zona que cuenta con las condiciones necesarias para permitir la presencia de agua líquida, condición necesaria para la vida.

Debido a su cercanía, podría convertirse próximamente en el primer exoplaneta en recibir la visita de una sonda espacial, razón por la cual su hallazgo generó tanto revuelo.

Próxima b posee una masa parecida a la de la Tierra —1,3 veces mayor— y orbita alrededor de su estrella a una distancia de 0,05 unidades astronómicas, es decir, un décimo de la distancia del Sol a Mercurio. Es por tales características que este planeta es también conocido como el ‘gemelo’ de la Tierra.

También te puede interesar: Gemelo de la Tierra, más cerca del ‘vecindario’ estelar

Con el objetivo de conocer mejor a este cuerpo celeste, el equipo dirigido por el Centro Nacional de Investigación Científica (CNRS)  francés y de la Universidad de Aix-Marsella efectuó simulaciones detalladas, la cuales arrojaron dos posibles escenarios:

Si es pequeño —los investigadores evaluaron su radio mínimo en unos 5,990 kilómetros— es muy denso. Su núcleo sería metálico y muy grande, por lo que formaría por sí solo dos tercios del planeta. El resto estaría compuesto de un manto rocoso y de un poco de agua.

“Este primer caso no excluye la presencia de agua en la superficie del planeta, como ocurre en la Tierra, donde la masa de agua no supera el 0,05% de la total “, explicaron el CNRS y la Universidad de Aix-Marsella. En ese caso, Próxima b se asemejaría más a Mercurio.

Si Próxima b es en realidad más grande, de un radio máximo de 8,920 kilómetros, estaría entonces compuesto por un 50% de rocas rodeadas de 50% de agua. Todo este líquido formaría un inmenso océano con 200 kilómetros de profundidad y recubriría toda la superficie del planeta.

“En esos dos casos extremos, una fina atmósfera gaseosa podría englobar al planeta, como ocurre en la Tierra, volviendo a Próxima b potencialmente habitable”, confirmó el grupo de expertos.

 

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín, ¡suscríbete!