iStock

(Notimex) – Un grupo de científicos estadounidenses del Instituto Nacional de Estándares y Tecnología (NIST) desarrolló un interruptor superconductor capaz de ‘aprender’ como un sistema biológico.

¿Qué significa esto? Que esta tecnología, dada a conocer en la revista científica Science Advances, podría conectar procesadores y almacenar datos en computadoras para que puedan operar de forma similar a como lo hace el cerebro humano.

El interruptor del NIST, denominado Sinapsis, es así un nuevo tipo de inteligencia artificial en el que las máquinas mejorarían su percepción y toma de decisiones con un sin fin de aplicaciones, como en vehículos autodirigidos y diagnóstico de cáncer, menciona el texto.

El nombre de sinapsis hace referencia a la conexión o el intercambio de información entre dos células nerviosas. La artificial del NIST es un pequeño cilindro metálico que procesa los picos eléctricos entrantes para transformar las señales de salida, algo parecido a lo que ocurre en la función cerebral del hombre.

El procesamiento tiene base en un diseño interno flexible que puede ser ajustado por la experiencia o entorno, es decir, de lo que el ordenador va ‘aprendiendo’.

Para la construcción de computadoras que imitan la función biológica, los investigadores del NIST realizan sinapsis artificiales mediante el uso de una unión Josephson, dispositivo hecho con dos superconductores separados por una capa aislante.

El estudio explica que, cuantas más conexiones entre células o procesadores haya, será mayor la fuerza de la conexión. Tanto la sinapsis real como la artificial pueden mantener circuitos viejos y crear otros nuevos.

La sinapsis NIST puede realizar conexiones más rápido, mil millones de veces por segundo, en comparación con las cincuenta veces por segundo de una célula cerebral, utilizando sólo un soplo de energía, alrededor de una diezmilésima parte de una sinapsis humana.

Ondas de luz prometen computadoras cinco veces más rápidas

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre