Este regreso a clases, ojo con el síndrome postvacacional
iStock

(Notimex) – Si al retomar tus actividades cotidianas tras el receso de verano sientes ansiedad, depresión o agresividad, ten cuidado, ya que pueden ser síntomas del síndrome postvacacional.

De acuerdo con el subdirector de Posgrado de la Facultad de Psicología de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL), José Cruz Rodríguez Alcalá, se trata de un estado de malestar que afecta principalmente a las personas menores de 45 años al volver a sus labores diarias tras un periodo de descanso.

Agregó que quienes lo padecen también pueden presentar poca energía, fatiga, falta de sueño, apetito o motivación, así como nerviosismo.

El experto aclaró que, normalmente, tal síndrome es pasajero y solo es latente durante las semanas siguientes al término de las vacaciones. “Tan pronto la persona se ajusta a su rutina,  desaparece”, dijo.

Pero ojo: si los síntomas persisten después de este lapso, “se puede hablar de un trastorno de adaptación, lo que debe atenderse con un especialista”, advirtió.

Prevención

Resultado de imagen para airplane landing

Desde el punto de vista biológico, ante esta alteración, el cuerpo humano necesita de un periodo de reajuste para volverse a acoplar a las actividades diarias.

Para facilitar este proceso, los especialistas recomiendan no alargar las vacaciones hasta el día anterior al regreso a clases o trabajo. Se aconseja volver a casa un poco antes para que la readaptación a la rutina sea más paulatina, retomando horas de comida y sueño.

También resulta conveniente llevar a cabo alguna actividad de ocio que sea compatible con el ritmo y las responsabilidades cotidianas para que el cambio no sea tan brusco.

Puede gustarte: ¿A dónde irán de vacaciones los mexicanos este verano?