Getty Images

(Notimex) Solo una tercera parte de la población mundial logra dormir bien. ¿Por qué es importante hacerlo? ¿Cuáles son las consecuencias de un sueño inefectivo? Aquí te lo contamos.

“Se estima que los trastornos del sueño comienzan a ser un problema de salud pública, que está afectando la salud y la calidad de vida del 45 por ciento de la población” dijo al respecto la especialista en en el tema Guadalupe Terán Pérez, en el marco del Día Mundial del Sueño que se celebra este 18 de marzo.

Para afirmar que una persona duerme bien se toman en cuenta factores como un sueño duradero, profundo y continúo. “Estos tres elementos, en conjunto, garantizan un mejor desempeño en la vida diaria” aseguró la experta.

Por su parte, el director general de la Clínica de Trastornos del Sueño de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) en Iztapalapa, Javier Velázquez Moctezuma, explicó que existen dos elementos principales para determinar el ciclo del sueño y de vigilia.

“Uno es el proceso homeostático, que significa que entre más tiempo se está despierto, se generan más ganas de dormir; el otro es el ritmo circadiano, cuando hay que dormir y cuando hay que despertar, todo esto tiene que ver con la liberación de hormonas y una serie de cosas que pasan en el organismo”, explicó

En ámbitos como el laboral y el estudiantil, dijo Velázquez Moctezuma, se ha visto que los turnos rotatorios u horarios impactan en el ritmo circadiano y en la calidad del sueño, dos alteraciones que producen estrés endocrino, oxidativo y disminución de la respuesta inmune.

Sean Gallup/Getty Images
Sean Gallup/Getty Images

Estos factores con la mediación de algunas sustancias como la adrenalina, el cortison, las citosinas y la melatonina llevan al riesgo de padecer algún problema cardiovascular, obesidad, diabetes, infecciones y aceleración de la neurodegeneración.

Raúl Aguilar Roblero, miembro del Instituto de Fisiología Celular de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), agregó que además de saber cuánto tiempo se duerme, es importante tener en cuenta cuándo hacerlo.

“Cada individuo duerme diferente cantidad de tiempo y tiene necesidades diferentes para ajustar su horario de sueño, de ahí viene el desempeño personal, esto es cuestión de genética, ya que hay gente que no se puede parar o dormir temprano”, afirmó.

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín semanal, ¡suscríbete ahora!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre