haloneuro.com

(AFP) – Se trata de unos audífonos que aparentan ser comunes, pero sofisticados. Su particularidad se encuentra en las puntas del interior de la banda, que actúan como electrodos para estimular el cerebro.

Según la empresa californiana Halo Neuroscience, estos audífonos pueden ayudar a mejorar el desempeño de atletas, pilotos y cirujanos, y potencialmente servir en la rehabilitación de víctimas de un derrame cerebral.

Lee: Conoce los audífonos que traducen 37 idiomas

“El cerebro es un órgano eléctrico”, dice Daniel Chao, médico y cofundador de Halo, al hablar sobre el producto esta semana en la conferencia Fortune Brainstorm Tech.

Al estimular la corteza cerebral, Chao explica que este aparato puede “extraer potencial latente” que está en cerebro y mejorar el desempeño de personas que deben tomar decisiones rápidas y hacer movimientos repentinos, como los atletas.

haloneuro.com

Esta empresa de San Francisco comenzó a vender estos audífonos en 749 dólares. Hoy en día, la compañía ha logrado acuerdos con los Gigantes de San Francisco (beisbol) y con el equipo olímpico estadounidense de esquí, para integrar estos dispositivos a sus programas de entrenamiento.

El cofundador aseguró que el ejército de Estados Unidos es el mayor cliente de la empresa. Los militares utilizan este aparato para mejorar el desempeño de equipos de operaciones especiales.

Te puede interesar: Conoce Cloud Revolver S, los nuevos audífonos de HyperX

A los usuarios se les recomienda utilizar los audífonos veinte minutos al día para tener mayor estimulación eléctrica y “para crear conexiones más fuertes y óptimas entre el cerebro y los músculos”, de acuerdo con el sitio web de la compañía.

Chao, quien estudió neurocirugía en Stanford, trabajó previamente en una compañía llamada Neuro Pace, que utiliza la estimulación eléctrica para tratar la epilepsia.

Por si no lo viste: Audífonos mejoran vida de niños con autismo

Afirmó que sus investigaciones encontraron poca ayuda en las drogas a la hora de tratar esta enfermedad, y decidió estudiar la “electricidad como una medicina para el cerebro”.

Ahora espera obtener la aprobación del gobierno estadounidense para que esta tecnología tenga aplicaciones médicas, y dice que la primera podría ser ayudar en la rehabilitación de pacientes que hayan sufrido un derrame cerebral.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre