iStock

(Notimex) – ¿Te imaginas que aviones no tripulados ayudaran a cuidar la calidad del aire de nuestra metrópoli? En Dongguan, una de las llamadas “ciudades-fábrica” que existen en China y abastecen a todo el mundo de diversos bienes, confía en los drones para realizar ciertas tareas en pro del cuidado del aire. 

Dongguan, ciudad que limita al Sur con Shenzhen, es una de las más modernas de China, y vecina también de Hong Kong, en la cual alberga, de acuerdo a datos de mediados de este año, a más de 900,000 fábricas registradas.

Lee: Drones, software y satélites, tecnología para afrontar las lluvias

En este lugar se da un verdadero hacinamiento de instalaciones fabriles, lo que dificulta la detección de la contaminación, situación en la que los drones han mostrado su capacidad.

¿Qué es lo que hacen estos drones? Los aviones sin tripulación vuelan a, aproximadamente, 100 metros de altura con sensores que detectan ocho sustancias contaminantes del aire, como químicos orgánicos, dióxido de sulfuro, dióxido de nitrógeno y partículas 2.5.

Además, en tiempo real, transmiten su posición y los datos que van detectando los sensores, de manera que en no más de media hora en su base se genera un mapa con los niveles de sustancias contaminantes.

Por si no lo viste: Drones de carreras dan a cuadripléjico ‘dosis’ de adrenalina

Cuando aparecen tres puntos rojos, significa que los niveles de una determinada sustancia son anormales y se debe de actuar, describe un despacho de la agencia Xinhua.

Toca el turno entonces a los funcionarios del medioambiente, quienes se dirigen a la fábrica causante de la contaminación y aplican las sanciones correctivas, incluidas sanciones.

Los drones con sensores comenzaron a operar a principios de este 2017, aunque otros que solo fotografiaban se emplean desde el año pasado.

Te recomendamos: Drones, nueva arma contra el tráfico de huevos de tortuga

Jiang Shutong, fundador de la empresa Scifly Tech, desarrolladora de los drones junto con la Guangdong IntelFlight UAV Ltd, dice que uno de estos aviones puede hacer el trabajo de más de 60 inspectores del medioambiente.

El aire de esta ciudad recibe la contaminación generada por fábricas de ropa, accesorios, teléfonos inteligentes, juguetes y zapatos, entre otros muchos artículos de consumo masivo a nivel mundial.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre