(Notimex) Las caries dentales son uno de los padecimientos más comunes a nivel mundial, grietas en los dientes que afectan a más del 90% de la población. Para combatirlas, los expertos normalmente recomiendan mantener una buena higiene bucal, cepillar los dientes tres veces al día, utilizar hilo dental y evitar alimentos azucarados, como los dulces.

Sin embargo, gracias a un grupo de científicos de la Universidad Autónoma de Coahuila (Uadec), este último consejo puede cambiar. Ahora, los dentistas sugerirán que comamos golosinas.

Lo que hizo este equipo de investigadores fue desarrollar un alimento que ayuda al control y tratamiento de las enfermedades periodontales y las caries. Este tiene el aspecto y consistencia de las gomitas con sabores como limón, uva y fresa, según dijo Alejandra Isabel Vargas Segura, líder del estudio.

“Inicié este proyecto porque la mayoría de las personas que llegan al consultorio dental tienen caries. En algunos casos, tenemos que hacer endodoncia o extracción a niños de apenas siete años”, explicó, “esto provoca que más adelante tengan problemas como movimiento dentario o alteraciones en la simetría del rostro”.

Para lograr este resultado, los científicos analizaron 15 plantas diferentes y eligieron a las cinco mejores, tomando como criterios los niveles de citotoxicidad y eficacia para inhibir las bacterias que causan las patologías bucales más frecuentes.

Estas, todas de origen mexicano, fueron la sangre de drago (Croton Urucurana), tepezcohuite (Mimosa Tenuiflora), hierba mora (Solanum Nigrum), encino (Quercus Rugosa) y rosa de Castilla (Rosa Gallica). La última fue seleccionada como la más adecuada para este proyecto.

“Desde el principio vi que la rosa de Castilla tenía muy buen comportamiento”, recordó la investigadora, “más tarde, a través de las pruebas fitoquímicas, observamos que tiene muchos metabolitos secundarios, que eran lo que buscábamos”.

Vargas Segura detalló que para crear las gomitas se hizo una infusión con cada una de las plantas seleccionadas para luego realizar una liofilización y una rotaevaporación, quedando así solo el activo de la planta en forma de polvo, el cual se incorporó al dulce.

“Es una receta a base de grenetina y pectina que ayuda a formar una película en el diente para evitar que se adhieran más microorganismos. Está pensada para que la gomita la puedan tener un rato en la boca y se vaya deshaciendo poco a poco para liberar los compuestos”, dijo.

La investigadora agregó que en un corto plazo se iniciarán las pruebas con pacientes voluntarios, por lo que trabajan en la elaboración de una gran cantidad de gomitas.

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín semanal, ¡suscríbete ahora!