Estos son los riesgos que ven algunos gobiernos en Pokémon Go

Líderes religiosos han emitido fatwas en contra del videojuego.

Estos son los riesgos que ven algunos gobiernos en Pokémon Go
Getty Images

(CNN) Si esperas encontrar pokemones en Tailandia, no te hagas ilusiones. Días después de que Pokémon Go hizo su esperado debut en el país, templos, escuelas y los jardines del palacio real fueron declarados zonas fuera de los límites para los jugadores.

Incluso Thakorn Tanthasith, secretario general de la Comisión Nacional de Radiodifusión y Telecomunicaciones (CNTS) tailandesa, dijo que pedirá a Niantic, la empresa que desarrolló el videojuego, mantener a Pokémon Go lejos de cuatro zonas: propiedades del gobierno, lugares religiosos, edificios privados y zonas peligrosas como carreteras y canales.

Zombies con teléfonos

El juego de realidad aumentada está ahora disponible en casi 70 países del mundo y utiliza las cámaras de los teléfonos inteligentes de sus usuarios para superponer pokemones en el entorno real.

La aplicación ha llevado a miles de personas a vagar por los vecindarios de distintas ciudades con los ojos fijados en sus pantallas —y no en su alrededor— en su búsqueda para capturar a las criaturas. Pero el nivel de distracción entre los jugadores se está convirtiendo en un motivo de preocupación.

La Oficina Nacional de Autopistas de Taiwán pidió a Niantic desarrollar el juego fuera de las carreteras y autopistas del país.

Más de 1,200 jugadores taiwaneses recibieron multas de tráfico en los tres primeros días desde el lanzamiento de Pokémon Go. La mayoría fueron capturados utilizando la app mientras iban en sus motocicletas, informó la Agencia Central de Noticias de Taiwán.

La Administración de Ferrocarriles de Taiwán también prohibió el juego en sus estaciones, trenes y vías del ferrocarril.

Y los peligros que van más allá de tráfico y los trenes: un organismo no gubernamental en Bosnia advirtió a los usuarios que tengan cuidado con las minas terrestres, mientras que dos hombres en California ignoraron las señales de advertencia y cayeron por un precipicio al jugar Pokémon Go.

También te puede interesar: Pokémon Go atrapa delincuentes en EU

Visitantes no deseados

Pokémon Go está provocando que más gente visite lugares a los que normalmente no iría y en los que no aprecia a los huéspedes jugadores.

El Museo del Genocidio Tuol Sleng en Camboya prohibió el juego en sus instalaciones, según medios locales. El Museo del Palacio Nacional de Taiwán también declaró sus salas de exposición “libres” de Pokémon.

Además, el cementerio nacional de Arlington y el Museo del Holocausto en el área de Washington también prohibieron a los jugadores buscar a estos personajes en sus sitios. El Museo Baroda, en el estado indio de Gujarat, es otro de los recintos que prohibió la entrada a jugadores de Pokémon Go.

‘Fatwas’ contra Pokémon

Líderes islámicos en la India y en Malasia han emitido fatwas, o normas religiosas, en contra de Pokémon Go.

Mufti Mohammed Saleem Noori, de la institución religiosa Dargah Aala Hazrat en el estado de Uttar Pradesh de la India, dijo a CNN que el juego es adictivo y hará que la gente entre en lugares como templos, mezquitas, iglesias y zonas de alta seguridad, sin pensarlo dos veces “porque están demasiado obsesionados con la captura de las criaturas de realidad virtual”.

El Departamento de Desarrollo Islámico de Malasia consideró que el juego puede ser perjudicial, ya que puede dar lugar a que los jugadores invadan el espacio personal de los demás, dando lugar a accidentes y provocando ataques de ira.

 

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín semanal, ¡suscríbete ahora!