iStock

Investigadores del Tecnológico de Monterrey y de la Universidad de Houston presentaron el proyecto Your brain on art, un ejercicio que se llevó a cabo el 5 de abril en el Museo de Arte Contemporáneo de Monterrey (MARCO) con el objetivo de comprender y documentar la actividad cerebral que se presenta durante los procesos de creación o apreciación del arte.

De acuerdo con el Tec, este estudio permitirá incrementar los conocimientos neurocientíficos y neuroestéticos, ya que aún se sabe muy poco al respecto.

La presentación consistió en un performance en el que tres artistas visuales trabajaron portando un gorro con 32 electrodos encargados de registrar sus ondas cerebrales y movimientos corporales. Esto permitió observar los mecanismos de creatividad y las funciones de diferentes áreas del cerebro.

“Durante la observación o creación de arte, este órgano realiza muchas acciones, ya sea de movimiento, de sensaciones, de tomas de decisión y de memoria; y toda la información entre sus áreas se lleva a cabo en diferentes canales o frecuencias”, explicó al respecto José Luis Contreras-Vidal, profesor de la Universidad de Houston.

El experto agregó que estas funciones cerebrales generan determinados patrones que son identificados por un electroencefalograma. Más adelante, estos son traducidos o interpretados para obtener otros modelos que puedan utilizarse posteriormente en la solución de problemas neurológicos y de salud mental.

El museo MARCO colabora en este estudio científico con visitas programadas durante los próximos tres meses para quienes deseen recorrer las exposiciones utilizando una diadema que recoge sus ondas cerebrales.

El doctor Rogelio Soto, profesor investigador del Laboratorio de Robótica de la Escuela de Ingeniería y Ciencias del Tecnológico de Monterrey será el encargado de recolectar y almacenar esos datos y señales electroencefalográficas para después analizarlo con ayuda de algoritmos de Inteligencia Artificial (AI) y técnicas estadísticas.

Por su parte, el doctor Guillermo Torre, Rector de TecSalud, destacó la importancia del conocimiento adquirido cuando diferentes disciplinas se entrelazan.

“La ciencia y el arte son áreas que pueden ser complementarias y muchas veces no se le da a esto la importancia adecuada; por eso me interesó tanto la parte científica como la artística de este proyecto, que combina dos áreas que intuitivamente no se ven muy similares”, dijo.

CON INFORMACIÓN DE AGENCIA INFORMATIVA TEC DE MONTERREY / MICHAEL RAMÍREZ

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín semanal, ¡suscríbete ahora!