Getty Images

Un análisis de ADN en restos de 2,500 años de antigüedad de un miembro de pueblos fenicios, reveló la presencia de herencia europea.

Investigadores de la Universidad neozelandesa de Otago, publicaron un estudio y el resultado de estos análisis en la revista PLOS ONE, en los que sugieren que el linaje materno del hombre identificado como “Joven de Byrsa”, o “Ariche”, contiene información genética correspondiente a Europa.

Los restos analizados fueron encontrados en la ciudad de Cartago, en Túnez y aporta nueva información sobre la historia de los fenicios, una de las civilizaciones más tempranas de la humanidad, de quienes se cree que eran originarios de Líbano y luego se dispersaron sobre toda la región del Mediterráneo.

Los investigadores no pudieron encontrar vínculos entre el ADN mitocondrial de los restos hallados y aquellos de 47 personas libanesas que analizaron para el estudio.

Anuncio

Los fenicios son conocidos como los creadores del primer alfabeto, y habitaron las ciudades costeras de Tiro, Sidón, Biblos y Aruad, en el actual Líbano y sur de Siria.

Sus escritos se realizaban sobre papiros, por lo que dejaron pocos rastros, salvo lo que los eruditos griegos y egipcios escribieron sobre ellos.

Según la principal autora del estudio, Lisa Matisoo-Smith, profesora del departamento de Anatomía en la Universidad de Otago, los restos revelan la primera evidencia conocida en el Norte de África de una población poco común población y genéticamente europea, o “haplogrupo”, conocido como U5b2c1.

“Se considera al U5b2c1 uno de los más antiguos haplogrupos de Europa y está asociado a la población de cazadores recolectores locales”, dijo.

 

 

Con información de AFP

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín semanal, ¡suscríbete ahora!