EU busca liderazgo en materia espacial pero, ¿tiene lo necesario?

Hoy, el país norteamericano enfrenta ajustados presupuestos y vacantes en puestos importantes para alcanzar sus metas espaciales.

(Agencias) – La Casa Blanca habla sobre una nueva era de liderazgo en materia espacial. Sin embargo, al mismo tiempo, sus aspiraciones se encuentran con ajustados presupuestos, vacantes en puestos importantes y el creciente rol del sector privado en tal sector, de acuerdo con expertos.

Durante un discurso emitido el 4 de julio en el Centro Espacial Kennedy de Florida, el vicepresidente Mike Pence afirmó ante cientos de empleados de la agencia espacial estadounidense (NASA) que con Donald Trump se logrará “más en el espacio de lo que creíamos posible”.

Pence prometió “volver a la Luna“, así como “botas estadounidenses en Marte” y una “presencia constante en la órbita baja de la Tierra“, declaraciones que dejaron a muchos con dudas sobre lo que realmente querían decir.

Anuncio

“Eso de ‘Luna‘ pudo haber significado cualquier cosa en materia comercial, robótica, internacional o lo que sea”, dijo Phil Larson, consejero de la Casa Blanca en materia espacial durante la administración de Barack Obama y exfuncionario de SpaceX. Agregó que los comentarios del vicepresidente “tienen poca sustancia”.

John Logsdon, exdirector del instituto de política espacial de la Universidad de Washington, estuvo de acuerdo: “creo que el discurso del jueves no tuvo mucha sustancia porque no hay sustancia”.

Poco presupuesto y vacantes en puestos clave

Especialistas en el tema se dijeron escépticos ante estas promesas, ya que existen puestos clave que siguen vacantes.

El 4 de julio pasado, por ejemplo, se batió un récord nada alentador, el de mayor tiempo por parte de un presidente electo sin nombrar a un director de la NASA. Por ahora, la agencia espacial es dirigida por un administrador interino, Robert Lightfoot, quien asumió cuando el exastronauta Charles Bolden, nombrado por Obama, dejó el puesto.

Tampoco se ha nombrado a nadie al frente de la oficina de Ciencia y Tecnología de la Casa Blanca, puesto clave desde el que se confecciona la agenda de la NASA.

Al parecer, la forma en la que Trump revisará y actualizará los planes espaciales de su antecesor es a través del Consejo Nacional Espacial, ahora dirigido por Pence, quien aseguró que tal panel tendrá su primera reunión que incluirá a los secretarios de Defensa, Comercio, Transporte y Seguridad Interior antes de que termine el verano.

Después de esta “probablemente vendrán cambios importantes”, estimó John Logsdon.

El presupuesto propuesto por el presidente Donald Trump para la NASA, que aún debe ser afinado por los legisladores, es de 19,100 millones de dólares; es decir, un corte de 0,8% con respecto al año anterior. La suma definitiva se dará a conocer en 2018.

También puede interesarte: Casa Blanca se queda sin asesores en ciencia

China se adelanta en la carrera para volver a la Luna

EU busca liderazgo en materia espacial pero, ¿tiene lo necesario?
Xinhua

Mientras tanto, China mantiene sus preparativos para llegar y permanecer en la Luna, ahora con el inicio de una estancia de 200 días en el Palacio Lunar en donde cuatro voluntarios vivirán como si estuvieran en el satélite terrestre.

El Palacio o Yuengong-1, es una cabina de 160 metros cuadrados desarrollada en el país asiático e instalada en la Universidad de Aeronáutica y Astronáutica con sede en Beijing que recibió a sus primeros habitantes el domingo 9 de julio.

Su objetivo es permitir a los expertos definir con precisión lo que requiere un equipo humano para permanecer en la Luna durante un corto o largo plazo.