La madrugada del 25 de junio de 2016 el equipo de la startup Waverly Labs colocó la campaña completa para fondear su nuevo proyecto en Indiegogo: un traductor en tiempo real que funciona a través de un hearable y cuyo origen fue su afición a la ciencia ficción y las distintas nacionalidades que tienen sus creadores.

Lo que sucedió 15 minutos después no sólo trasladó a la realidad la visión de comunicarse sin barreras con personas de distintos países y todo tipo de idiomas, sino que colocó a Pilot, un auricular inteligente, en la posibilidad de ser masivo.

“Todo arrancó a las seis de la mañana, y a las 6:15 ya estaba completa la campaña con 75 mil dólares. Para las 11 de la mañana ya se había rebasado la barrera del millón de dólares”, dijo Sergio del Río Díaz, diseñador de producto de Pilot en entrevista con Tec Review.

La campaña de crowdfunding cerró con 2,718,718 de dólares, es decir, sobrepasó las expectativas de recaudación en un 3,175%.

Anuncio

“Millón y medio de pesos será destinado para hardware. Lo que quería el equipo ya era vender, distribuir, estas ya son ventas puras y duras”, dijo Del Río.

Pilot utiliza el cloud computing, el reconocimiento de voz y los avances en inteligencia artificial para realizar traducciones en tiempo real en inglés, francés, italiano y portugués. Posteriormente se extenderá al alemán, al ruso y otros idiomas.

“Llevamos dos años trabajando en él y todo comenzó como por amor al arte, en un principio cada quien tenía su trabajo, yo trabajaba en el Centro de Tecnología de Mabe”, detalló el co-creador de Pilot.

El proyecto multidisciplinario se inició con un viaje otorgado por el Premio al Mérito Estudiantil del Tec de Monterrey, que llevó a Sergio del Río a Washington. Posteriormente, como parte de Startup Chile, conoció a Andrew Ochoa, CEO de Waverly Labs y director de desarrollo de Pilot.

“Nuestra intención siempre fue concebir un nuevo dispositivo, queríamos hacer algo enfocado al oído”, dijo.

Pilot: el traductor universal que nació de la ciencia ficción
Waverly Labs. Cortesía

 HER, Star Trek y Pebble, sus ejemplos

Luego de haber delimitado el hardware que querían hacer, crear una app de traducción fue natural debido a la naturaleza multicultural del equipo: dos miembros son de Rusia, dos de Estados Unidos, dos de la India y él, de México. Sin embargo, la forma de este dispositivo cuyo 80% es constituido por software y 20% por hardware, tuvo su origen en otro espacio y tiempo.

“Mucho viene también de la ciencia ficción, de películas como HER, que con puros comandos de voz puedes hacer de todo. Cuando estás en un medio como el de la tecnología, hay un gen un poco geek en tu vida, y a lo mejor no viste todo Star Trek, pero viste las películas o leíste algo. Como en la película de The Hitchhicker´s guide to the Galaxy, (utilizaban al Pez Babel para traducir cualquier idioma)”, detalló el emprendedor.

De acuerdo con uno de los creadores de Pilot, este género hace que los avances tecnológicos sean visualizados más fácilmente por los usuarios:

“Es algo que ya está en el imaginario de las personas y es algo muy fácil de la ciencia ficción brincarlo a la vida real, como casi todo, el smartwatch estuvo en The Jetsons. Es padre ver cómo la ciencia ficción detona la imaginación”, detalla el entrevistado.

Pero no todos los ejemplos de Sergio del Río se encuentran en los libros y en el cine de ciencia ficción, los creadores de Pilot estudiaron el caso de la startup que hizo posible que un wearable te agradara y fuera asequible para cualquier usuario: Pebble.

“También es ser parte de, de entrar a la historia de la evolución tecnológica humana. Un caso muy sonado es el de Pebble, su creador, como ciclista le molestaban las notificaciones del celular, entonces dijo, ¿por qué no hago un reloj inteligente que me pueda mostrar los tuits en la bici?, he hizo su campaña”, dijo Del Río.

A pesar de que en estos momentos Pebble no tenga un porcentaje considerable o sobresaliente del mercado de los smartwatch a nivel global, esta startup es “el Cristóbal Colón” de esta industria.

“Sabemos que pronto habrá competencia, y mucha de la remuneración es moral, por poder estar aquí”.

Pilot: el traductor universal que nació de la ciencia ficción
Waverly Labs. Cortesía

La era de la migración y los hearables

A diferencia de algunas tecnologías como la realidad virtual, Pilot como traductor universal y hearable, no necesita preparar al mercado. Para Sergio del Río, este dispositivo fue imaginado hace varias décadas, sin embargo, su aparición ahora es una necesidad, y hay, como su campaña de fondeo lo demostró, una demanda que necesita ser satisfecha:

“La migración es el tema del momento. En Francia hay mucha migración, por ejemplo, hay un equipo de basquetbol en que sólo dos son franceses, la mayoría son de Serbia y de África, por lo que querían comprar por cajas”, explicó el co-creador de Pilot a Tec Review.

En México, la migración también propició un mercado para Pilot casi instantáneo, por su naturaleza comercial y por su frontera con Estados Unidos.

“También hay muchas personas que tienen problemas de comunicarse con su propia familia. Por la parte de negocios hay mucho interés por el Chino y en el turismo hay demanda por parte de quienes reciben a los visitantes, como es el caso de los hoteles en Cancún”, dijo Sergio del Río.

El traductor en tiempo real no tarda en atender sus primeros pedidos, los derivados de su campaña de crowdfunding. Sin embargo, luego de mayo del 2017, luego concluir con las primeras entregas, puede que encontremos nuestro “Babel Fish” en cualquier tienda departamental o en alguna gran cadena de almacenes, ya que por lo disruptivo de Pilot, estos emprendedores se mantienen en pláticas con todo el mundo.

 

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín, ¡suscríbete!