Experimento mundial de física cuántica refutan a Einstein
Griffith University

Por primera vez, más de 100,000 personas participaron en el BIG Bell Test, un experimento mundial que puso a prueba las leyes de la física cuántica. Coordinados por el Instituto de Ciencias Fotónicas (ICFO) de Barcelona, España, 12 laboratorios de 13 países participaron de la investigación sobre distintas propiedades del mundo microscópico cuestionadas incluso por Albert Einstein.

El 30 de noviembre miles de voluntarios generaron secuencias de ceros y unos a través de un videojuego en línea, procurando que las cadenas fueran lo más aleatorias posible.

Cada uno de estos dígitos controló en tiempo real las condiciones experimentales de los diferentes laboratorios. Así, mediante sus bits y con base en decisiones impredecibles e independientes, los participantes movieron espejos, filtros polarizadores, retardadores de fase y demás elementos de una mesa óptica e incidieron sobre el tipo de medidas que se hicieron sobre los diferentes sistemas cuánticos.

Mediante estas, los científicos pudieron comprobar si las partículas estaban o no entrelazadas por la llamada acción fantasmal a distancia que Einstein analizó.

Experimento mundial de física cuántica refutan a Einstein
Big Bell Test/ICFO
Anuncio

Decisiones humanas

Los expertos hicieron sus medidas con la ayuda de decisiones humanas para calcular el parámetro de Bell o parámetro S. Si el mundo es como Albert Einstein dijo, no aleatorio y sin acciones a distancia, entonces S no puede superar un valor de 2. Una violación de esta desigualdad (menor que) indica presencia de fenómenos intrínsecamente cuánticos.

Al día siguiente, primero de diciembre, los laboratorios comenzaron a entregar sus resultados, los cuales confirmaron la violación del parámetro de Bell y por tanto, refutaron a Einstein dando completo apoyo a las predicciones de la física cuántica.

Morgan Mitchell, profesor del ICFO, comentó que el proyecto requirió de la participación de muchas personas desde áreas muy diferentes: “los científicos que llevaron sus experimentos a nuevos límites; los voluntarios que generosamente nos dieron su tiempo contribuyendo a la ciencia; y los educadores que encontraron nuevas formas de comunicar y unir estos dos mundos”.

“Estoy realmente encantado con todas las cosas diferentes que hemos aprendido gracias al BIG Bell Test”, agregó. Si quieres conocer más a fondo este experimento, da click aquí.

CON INFORMACIÓN DE AGENCIA SINC

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín, ¡suscríbete!