Moscas y cucarachas
iStock

Los insectos comprenden el grupo de animales más diverso de la Tierra, con aproximadamente un millón de especies descritas hasta ahora. Sin embargo, algunos de ellos han ganado fama a lo largo de la historia gracias a frases como “hay una mosca en mi sopa” y leyendas urbanas entre las que destaca la supuesta invencibilidad de las cucarachas. Aquí te contamos la verdad sobre estos dos seres:

Si una mosca se para en tu comida, ¿deberías tirarla?

Resultado de imagen para fly

Imagina que estás disfrutando de tu platillo favorito al aire libre, en un jardín o una terraza. Entonces, una mosca empieza a volar a tu alrededor y decide aterrizar sobre tus alimentos. ¿Qué haces? ¿Te olvidas de lo sucedido y sigues comiendo o tiras la porción infectada? Esto es lo que debes saber sobre ‘las moscas en la sopa’.

Anuncio

En México habitan cientos de tipos diferentes de esta especie. Sin embargo la más común —además de la más molesta— es la Musca domestica, cuya presencia se extiende a prácticamente a todo el mundo.

Este animal encuentra un lugar ideal para vivir en donde quiera que haya humanos, ya que prefiere posar sus huevos en residuos orgánicos que más adelante sirvan de alimento a sus crías. Así, cuando de la transmisión de enfermedades y parásitos se trata, el problema no es necesariamente la mosca, sino los lugares en los que se ha posado.

Resultado de imagen para soup

Estos insectos no sólo aman pararse sobre sopas recién hechas, sino que también les encanta descansar en frutas o vegetales podridos, animales muertos y hasta heces, desechos en los que se concentran más de 100 agentes infecciosos que pueden causar desde salmonela hasta tuberculosis, por mencionar algunos ejemplos.

Pero, ¿significa esto que debes tirar tu comida? Depende: Si la mosca logra posarse sobre ésta durante suficiente tiempo puede infectarla, no hay duda.

Sin embargo, tendría que pasar un largo rato entre la llegada del insecto y su partida, mucho más que lo que dura el roce del animal con el alimento mientras que el consumidor del mismo se da cuenta y la ahuyenta. Por ello, se recomienda mantener cubierto todo tipo de platillos hasta que se vayan a servir.

Sobre las cucarachas: ¿realmente pueden sobrevivir a una bomba nuclear?

Resultado de imagen para cucaracha

Las cucarachas tienen fama de ser súper resistentes, casi indestructibles. Se dice incluso que estos insectos son capaces de sobrevivir a un evento del que ni los seres humanos saldrían vivos: la caída de una bomba nuclear. Pero, ¿es esto cierto?

Esta leyenda urbana parece tener origen en los bombardeos atómicos que las ciudades de Hiroshima y Nagasaki, ubicadas en Japón, recibieron en 1945. Tras estos hechos se registró un pequeño número de supervivientes, entre los que destacó un grupo de cucarachas.

Más adelante, algunos activistas que se manifestaron en contra de las armas nucleares en la década de los sesenta reforzaron el mito con la idea de que les ayudaría a generar conciencia sobre el peligro que este tipo de ataques significa.

Incluso, el Comité Nacional A Favor de una Política Nuclear Sana patrocinó la siguiente publicidad en el diario The New York Times en 1968: “Si viene una guerra nuclear, no será ganada por los americanos… los rusos… o los chinos. El ganador de la Tercera Guerra Mundial sería la cucaracha”.

Resultado de imagen para hiroshima

Para poner esta creencia popular a prueba, el equipo del programa Mythbusters de Discovery Channel realizó el siguiente experimento.

Primero seleccionó a un grupo de cucarachas para participar. Posteriormente, lo dividió en tres y sometió a cada una de las partes a un nivel diferente de cobalto-60 de metal (1,000, 10,000 o 100,000 rads, unidad de medida de la dosis de radiación absorbida). Finalmente, las observó durante un mes. Estos fueron los resultados:

  • Cucarachas sometidas a 1,000 rads: Si un humano hubiera sido expuesto a esta cantidad de radiación, hubiera muerto en 10 minutos. Después de un mes, la mitad de las cucarachas seguía viva.
  • Cucarachas sometidas a 10,000 rads: La radiación en este grupo era de la misma fuerza que la emitida por la bomba nuclear en Hiroshima. Un mes después, un 10% de los animales seguían ahí.
  • Cucarachas sometidas a 100,000 rads: Esta cantidad de radiación era 10 veces más que la emitida en Hiroshima. Desgraciadamente, ninguna de las cucarachas en este grupo vivió para contar su experiencia.

Así, en conclusión, se puede decir que las cucarachas sí pueden sobrevivir a una bomba nuclear, aunque sólo unas cuantas. El equipo cree que la clave está en sus cuerpos simples y en el tiempo de división de sus células, ya que estos ciclos son lentos en esta especie, lo que la hace menos sensible a la radiación en comparación con un humano. Y no, definitivamente no son invencibles.

CON INFORMACIÓN DE GIZMODO

Sin insectos no hay paraíso