Getty Images

La extorsión sexual en la web se ha convertido en un ciberdelito “increíblemente común”, de acuerdo con un estudio de Brookings Institution, un centro de investigación sin fines de lucro ubicado en Estados Unidos.

Conocido como “sextortion”, el delito consiste en utilizar fotos de desnudos de alguien con el fin de presionar a esa persona, a cambio de imágenes más atrevidas o de otros bienes.

Brookings Institution señala en su estudio que la mayoría de víctimas son menores de edad, y los victimarios son en general hombres que abusan de varias personas. En cuanto a las víctimas adultas, en general son mujeres.

“Avergonzadas, las víctimas prefieren, en su mayoría, permanecer en el anonimato”, señala el estudio.

Brookings Institution señala que mientras las autoridades policiales de Estados Unidos reconocen el problema, ninguna agencia o grupo lleva un registro de estos delitos.

Debido a la jurisdicción de cada estado en la Unión Americana, el delito puede ser catalogado como pornografía infantil, acoso, extorsión o hacking, pero la extorsión sexual como delito en sí, no existe, puntualizó la organización.

El castigo de este ilícito varía si es juzgado en una corte estatal o federal. El documento encontró que un hombre acusado por extorsionar a 22 víctimas, tuvo como sentencia de una corte estatal sólo un año en prisión.

En otro ejemplo, otro acusado que fue juzgado en un tribunal federal y fue condenado a 12 años.

La extorsión sexual puede implicar entrar a la computadora de alguien para robar una foto, video erótico o íntimo, o tomar el control de una cámara web ajena, y luego usar el contenido para extorsionar a la víctima.

Cada vez es más común que los que extorsionan utilicen las redes sociales para encontrar fotos de víctimas.

El centro de investigación dijo que analizó 78 casos ocurridos en años recientes, con el fin de establecer una definición de extorsión sexual, además de apoyarse en casos con elementos afines.

Daniel Woolls-AFP

 

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín semanal, ¡suscríbete ahora!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre