Falso apoyo para Trump en Twitter
iStock

(AFP).- El candidato republicano Donald Trump y la demócrata Hillary Clinton tenían mensajes de apoyo provenientes de “bots”, Trump contó con una mayor cantidad que produjo más de estos tuits, según un informe realizado por científicos informáticos de la Universidad del Sur de California. 

Lee: Clinton vs. Trump: cero propuestas y muchos insultos

“Esto genera una corriente de apoyo que difiere asombrosamente del tono negativo general que caracteriza las campañas de la elección presidencial de 2016″, escribieron los investigadores Alessandro Bessi y Emilio Ferrara en la edición en línea de la revista First Monday de este lunes.

Apoyo artificial 

“El hecho de que los bots producen sistemáticamente un contenido más positivo en apoyo de un candidato puede influir en la percepción de los individuos expuestos ese contenido, sugiriendo que existe un apoyo orgánico de base a un candidato dado, cuando en realidad todo se genera artificialmente”, agregaron.

Por si no lo viste: ¿Clinton o Trump? Es cuestión de analizar los datos

Los investigadores analizaron 20 millones de tuits generados entre el 16 de septiembre y el 21 de octubre por unos 2,8 millones de usuarios distintos, y estimaron que más de 400.000 cuentas “probablemente son bots”.

Los bots representaban cerca del 15% de las cuentas y generaron 3,8 millones de tuits, equivalente al 19% de la conversación total.

Los tuits producidos por los robots de Trump eran casi en su totalidad positivos, mientras que en el caso de Clinton una mitad lo eran y la otra eran críticos, según la investigación.

Distorsión de la realidad 

El uso de tuits y mensajes generados automáticamente puede distorsionar los temas de tendencias (trending topics) en Twitter y dar a Trump y a sus seguidores la capacidad de afirmar, por ejemplo, que ganó los debates presidenciales.

Te puede interesar: Clinton y Trump ‘pelean’ por votantes indecisos en su último debate

“Nuestros hallazgos sugieren que la presencia de bots en redes sociales puede afectar negativamente el debate político democrático en lugar de mejorarlo, lo que su vez puede alterar potencialmente a la opinión pública y poner en peligro la integridad de las elecciones presidenciales”, dijeron los investigadores.

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín, ¡suscríbete!

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre