Getty Images

Falta de presas pone en peligro a carnívoros

40% de las presas de estos mamíferos están en peligro de extinción

La supervivencia de grandes carnívoros como el tigre o la pantera nebulosa de Asia peligra por la disminución del número de presas a consecuencia de la actividad del hombre.

De acuerdo con un estudio publicado por la revista británica Royal Society Open Science, más de un 40% de estos carnívoros son especies amenazadas.

El estudio se centra particularmente en cinco especies cuyas “presas están muy amenazadas”: la pantera nebulosa, la pantera nebulosa de Borneo, el tigre, el dhole (o perro salvaje asiático) y el lobo etíope.

Al menos un 40% de sus presas figuran en la lista roja de las especies amenazadas de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). Y salvo el lobo de Etiopía, al menos un 80% de sus presas están en declive, indica el estudio realizado por dos científicos de la Universidad del Estado de Oregon en Estados Unidos.

A diferencia de estudios anteriores, que sólo estudiaban las presas de una sola especie de carnívoros, éste incluye a 17 especies de carnívoros de más de 15 kilogramos, del dingo (perro salvaje australiano) al tigre, pasando por el león y el jaguar.

Un total de 494 especies de presas fueron analizadas, una cuarta parte consideradas amenazadas (vulnerables, en peligro o en peligro crítico).

Alrededor de un 88% de las presas de la pantera nebulosa de Borneo pierden efectivos. En el mismo caso se encuentran el tigre (81%), el dhole (81%), la pantera nebulosa (80%) y el leopardo (56%).

“Las principales amenazas para las presas son el cambio de su hábitat y la caza”, explican los científicos. Su hábitat lo modifican la agricultura y la desforestación. Los hombres las cazan por su carne o para la fabricación de medicinas o de ornamentos.

Geográficamente, en Asia es donde están más amenazadas las presas de los grandes carnívoros (un 33% de las mimas), por delante de América del Sur (22%) y África (18%). Estas especies corren más peligro en los países en desarrollo que en los países desarrollados.

“Nuestros resultados muestran la importancia de proteger las presas con el fin de proteger a los grandes carnívoros”, resumen los autores, que adelantan: “un enfoque global” y no sólo “centrado en el predador”.

 

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín semanal, ¡suscríbete ahora!

Los editores recomiendan