iStock

(Notimex) – Las personas que padecen el Síndrome de Fatiga Crónica (SFC) no solo pueden presentar debilidad física y emocional, sino también a nivel celular, así lo revelo un estudio realizado por la Universidad de Newcastle.

Este síndrome es una patología que provoca una intensa y persistente fatiga que se prolonga durante más de seis meses y que no se recupera en el descanso, ya que incluso puede empeorar con el reposo prolongado, un trastorno difícil de diagnosticar en muchos casos.

Lee: ¿Te sientes cansado la mayoría del tiempo? La ciencia te dice por qué

Se calcula que este síndrome afecta al menos al 2.6% de la población mundial, que puede afectar tanto a hombres como a mujeres, aunque se presente con más frecuencia en estas últimas, especialmente a partir de los 40 años de edad.

El SFC tiene un fuerte impacto sobre la calidad de vida de quien lo padece por los síntomas que lo acompañan y que afectan a la salud física y emocional, lo que ocasiona que sus causas concretas sean un misterio y que no exista un tratamiento definitivo para combatirla.

Agotamiento a nivel celular 

Un estudio reciente realizado por especialistas de la Universidad de Newcastle, en Reino Unidio, reveló que el agotamiento que padecen estas personas se manifiestan también a nivel celular.

Por si no lo viste: Así afectan a tu cerebro el cansancio físico y el estrés

Los investigadores realizaron un análisis con cincuenta personas que padecían este síndrome y otras 35 en condiciones sanas.

A ambos grupos les tomaron muestras de las llamadas células mononucleares de sangre periférica (PBMC), un tipo de células sanguíneas que forman parte del sistema inmune y juegan un papel importante en la prevención de infecciones.

El resultado fue que se detectaron notables diferencias entre los dos grupos en los mecanismos oxidativos que realizaban las células para producir energía. Concretamente, identificaron las de personas que sufrían el síndrome trabajaban al 50% de su capacidad.

Se trata de un nuevo indicio de la existencia de factores biológicos relacionados con esta enfermedad.

Te puede interesar: Los prodigios del ejercicio en tu cerebro

En 2016, otro estudio realizado por especialistas del Centro de Infecciones e Inmunología de la Universidad de Columbia, detectó el sistema inmunológico de estos pacientes de una serie de moléculas vinculadas con el cáncer que se suele sufrir por una infección vírica.

Algunos de los síntomas del síndrome son cansancio y fatiga extrema, incluso al despertar por la mañana, dolores musculares y articulares, dolor de cabeza, garganta, problemas para conciliar el sueño, pérdida de concentración, ganglios linfáticos inflamados, sentirse mal muy cansado durante más de 24 horas después de realizar ejercicio, depresión y ansiedad, en algunos casos puede aparecer dolor doloroso.

TE RECOMENDAMOS:

Este es el secreto para dormir placenteramente

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre