¿Fin del VIH? Estamos más cerca de la cura que nunca antes

Un hombre británico de 44 años de edad parece haberse deshecho del virus por completo.

¿Fin del VIH? Estamos más cerca de la cura que nunca antes
iStock

Hace seis años, un encuentro convocado por la Oficina Nacional de Infraestructuras de Investigación Clínica (NOCRI) del Instituto Nacional para la Investigación de la Salud (NIHR) de Reino Unido, dio como fruto la alianza de este organismo con cinco de los principales centros de investigación de ese país para trabajar en una cura para el VIH. Hoy, su esfuerzo da sus primeros resultados.

La NOCRI dio a conocer en la página del Instituto Nacional que, junto con la Universidad de Oxford, la Universidad de Cambridge, el Imperial College de Londres, el Kings College de Londres y la Universidad College de Londres, desarrolló una terapia con base en medicamentos que estimulan el sistema inmunológico del cuerpo a combatir y a erradicar el virus del VIH.

Sólo 50 voluntarios están hasta ahora involucrados en las pruebas pero, de acuerdo con el medio local The Sunday Times, uno de ellos parece haber logrado vencer al virus. En el hombre, de 44 años de edad, el VIH es ahora “indetectable”, afirma el texto.

A pesar de ello, la publicación también deja claro que la aparente ausencia del lentivirus podría ser atribuible a los medicamentos convencionales que el paciente también ha tomado. Por ello, el equipo ha decidido esperar unos meses para declararlo completamente libre de la enfermedad.

¿Cómo funciona?

“Este tratamiento fue específicamente diseñado para limpiar el cuerpo de todas las células con VIH, incluso las pasivas”, explicó Sarah Fidler, médico especialista de la Escuela Imperial de Londres, a The Sunday Times.

Bajo esta nueva estrategia, el paciente es inicialmente sometido a una vacuna que permite al sistema inmunológico adquirir la habilidad de detectar las células infectadas. Posteriormente, se utiliza un medicamento que obliga a las células pasivas a producir proteínas para facilitar su localización. Finalmente, el cuerpo las elimina.

Si esta revolucionaria técnica se declara exitosa podría cambiar la vida de las cerca de 37 millones de personas infectadas en todo el mundo.

 

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín semanal, ¡suscríbete ahora!