Foldscope

Si eres una persona curiosa que disfruta de explorar el mundo que la rodea, este gadget te va a encantar. Se trata de Foldscope, un pequeño microscopio que puedes armar tú mismo y llevar a cualquier lugar en tu bolsillo.

Esta herramienta, diseñada por los emprendedores estadounidenses Manu Prakash y Jim Cybulski en 2011, es capaz de magnificar los detalles más pequeños de las cosas, tal y como lo hace cualquier otro microscopio. Pero Foldscope está hecho principalmente de piezas de papel resistente al agua, así que es delgado, liviano y portátil. Hasta los niños pueden usarlo.

¿Cómo expande la imagen? Con ayuda de un lente con un aumento de 140 X que ofrece al usuario una resolución de 2 micras, es decir, lo equivalente a un tercio del diámetro de un glóbulo rojo.

Con Foldscope te será posible observar células individuales, orgánulos, bacterias y muchos otros microorganismos. Pero eso no es todo, ya que podrás compartir lo que veas con amigos y familiares al vincular a tu smartphone.

Anuncio

La inspiración para crear Foldscope surgió de la necesidad de usar un microscopio durante las investigaciones de campo de sus creadores. “En Tailandia necesitabamos usar microscopios y era angustiante que todos estuvieran rotos, o que el simple hecho de su peso nos impidiera llevarlos con nosotros”, relatan.

Los emprendedores optaron por el crowdfunding para financiar su proyecto. El concepto ya encantó a miles de ‘fondeadores’ y es hoy un éxito en KickStarter, aunque su campaña termina hasta diciembre.

Si quieres obtener el tuyo puedes hacerlo en el sitio de su campaña a un precio de 18 dólares, o en paquetes ‘para escuelas’ con los materiales necesarios para armar 20 Foldscope a por 25 dólares. La entrega de los pedidos comenzará en agosto de 2017.

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín, ¡suscríbete!