Andrea López

Los profesionales de la fotografía coinciden en que la cámara no hace al fotógrafo. Es por eso que tener el equipo más grande, completo, caro y actual no es garantía de que obtendrás siempre las mejores imágenes. Incluso las capturas realizadas con un smartphone común, que ofrece las ventajas de ser portátil y estar listo en tu bolsillo para cuando lo necesites, pueden convertirse en algo increíble o en la foto menos estética de acuerdo con el usuario y el uso que le dé a este gadget.

Si quieres convertirte en un experto para tomar fotografías con tu teléfono inteligente, lee estos consejos que, estamos seguros, te serán muy útiles:

Equipo siempre listo

Fotos increíbles con cualquier smartphone y sin ser un ‘Pro’
Andrea López

Otra frase común entre los fotógrafos dice que la mejor cámara del mundo es la que tienes a la mano en el momento perfecto. Imagina que caminas por la calle y te encuentras con un animal extraño o unas flores hermosas pero, cuando decides capturar el momento, te das cuenta de que tu batería se agotó o que el color de la carcasa de tu smartphone se refleja en la imagen. Seguramente, para cuando logres resolver el problema el momento se te habrá escapado.

Anuncio

Por eso siempre debes tener tu equipo listo. Utiliza el modo ‘ahorro’ para que la pila te dure todo el día o carga con una batería externa en caso de emergencia. Procura siempre contar con espacio en tu memoria o consigue una tarjeta que la amplié. También te recomendamos mantener limpia la lente de la cámara y usar carcasas transparentes o que dejen libre un buen espacio a su alrededor. Recuerda que al estar la mayor parte del tiempo en tu mano o en tu bolsillo, tu celular puede ensuciarse con manchas ‘invisibles’  —como grasa— que pueden arruinar tu foto.

Conoce tu cámara como a la palma de tu mano

Fotos increíbles con cualquier smartphone y sin ser un ‘Pro’
Andrea López

Hay smartphones que ofrecen al usuario funciones limitadas: flash, captura panorámica y algunos filtros. Existen otros que ya incluyen un modo ‘Pro’, lo que significa que puedes ajustar la sensibilidad ISO, la apertura del diafragma y la velocidad de obturación. Pero, como lo dijimos antes, tener un teléfono inteligente básico o el modelo más nuevo de tu marca favorita no garantiza que tus capturas serán buenas o malas. La clave está en conocer su cámara como a la palma de tu mano.

Te sugerimos dedicar una tarde o parte de uno de tus fines de semana para tomar fotografías en todos los escenarios que se te ocurran: dentro o fuera, con poca o con mucha luz y hasta en movimiento. Observa cómo se comporta la cámara de tu celular en cada uno de ellos y, sobre todo, presiona sin miedo todos los botones, sólo así descubrirás las herramientas con las que cuentas y para qué funciona cada una de ellas. Y no te preocupes, ninguna opción hará que tu gadget se auto destruya.

Tú eres el fotógrafo, no el celular

Fotos increíbles con cualquier smartphone y sin ser un ‘Pro’
Ricardo Peña

Ya tienes tu equipo listo y conoces perfectamente tanto cómo se comporta como las herramientas que te ofrece. Es momento de empezar a tomar fotos sin olvidar en ningún momento que tú eres el fotógrafo, no el celular. La idea es que captures el mundo tal como tú lo ves para, así, poder compartir tu perspectiva única con los demás.

Te recomendamos tomarte tu tiempo para imaginar la captura antes de hacerla, lo que te ayudará a elegir el mejor ángulo y altura para tomarla —que no te de pena arrodillarte o acostarte sobre el suelo—. Incluso algunos escenarios o situaciones te permitirán acomodar objetos a tu gusto y, sin ser un profesional de la fotografía o saber mucho de composición, podrás jugar con estos elementos hasta lograr el cuadro que te parezca más estético.

Toma en cuenta que para que una imagen genere impacto no debe incluir distractores que hagan, a quien la mire, enfocarse en aquello que no se planeó como el centro de atención, como un pedazo de la cabeza de alguien o del cuerpo de un objeto.

Otro buen consejo es apoyarte de las líneas del paisaje, como puentes o paredes, así como de los patrones, tanto para lograr fotografías derechas como para crear sensaciones, como la de la profundidad. Para ello, funciones comunes en las cámaras de los smartphones, como la de cuadrícula de nueve cuadros, pueden ser de gran ayuda.

Olvídate del zoom y acércate

Fotos increíbles con cualquier smartphone y sin ser un ‘Pro’
Andrea López

Un error común entre los usuarios no profesionales de la cámara es que todas sus fotografías se ven iguales. Para evitarlo, insistimos en la importancia de que te muevas y experimentes. Otra recomendación que dará el toque ‘Pro’ a tus imágenes es que te olvides del zoom y te acerques a las cosas.  

Cuando haces una captura con esta función sólo estás agrandando la imagen y recortando lo que no te interesa así que, si el escenario te lo permite, aproximarte te permitirá lograr el mismo efecto pero, con una mayor calidad de imagen —cero fotos pixeleadas—.  

Por otro lado, algunos teléfonos inteligentes cuentan con opciones macro o de enfoque que sólo podrás explotar al acercar la lente al objeto que quieres destacar y, si tu equipo no las tiene, aún podrás lograr increíbles tomas jugando con la luz y el ángulo desde el punto más cercano.

Toma todas las fotos que puedas

Si haces una única captura de un momento irrepetible y resulta que la cámara se movió al momento de tomarla o sin querer la borraste, no podrás recuperarla. Pero, ¿qué sucede si tomas diez fotos de lo mismo? Tendrás varias opciones para escoger la más estética y no tendrás riesgos de perderla para siempre. También puede ser útil activar funciones como ‘ráfaga’ y aquella que automáticamente guarde todas las imágenes en la nube.

Te invitamos a poner en práctica estos consejos y a que nos compartas los tips que aprendas por ti mismo.

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín, ¡suscríbete!