iStock

Ya no se trata sólo de aparatos que registran la actividad física. Ahora, la nueva tecnología expuesta en el Consumer Electronics Show (CES) de Las Vegas se mete en la piel, el corazón y los músculos para mejorar el rendimiento físico y la salud.

La joven empresa alemana HS Innovation presentó un sistema de esquí conectado que consiste en unos chips que registran la actividad física en las botas y se comunican con las gafas de protección para ayudar a los esquiadores a posicionarse correctamente para un descenso mejor.

“Tenemos este algoritmo de ‘big data’ que analiza tu carrera para ver cómo puedes mejorarla”, dijo el fundador de HS Innovation, Hermann Schindler.

El sistema, desarrollado tanto para profesionales como para principiantes, estará disponible en Europa este año, anunció.

Anuncio

Para los que prefieren el béisbol, Zepp Labs creó un nuevo sistema que registra el movimiento desde adentro del bate y que puede ayudar a los jugadores a mejorar su golpe.

“Estamos trabajando con seis equipos de las grandes ligas de béisbol”, dijo el encargado de mercadeo de Zepp, Bill Lucarelli. “Estos equipos hacen mucho con análisis de datos, pero no tienen información sobre el bateador a menos que lo lleven a un ambiente controlado. Con esto, llevamos este ambiente al bate”.

La aplicación de Zepp también sirve para golf y tenis, mientras la firma británica Cambridge Consultants ofrece algo similar también para el béisbol.

Para los aficionados al fitness, la feria electrónica CES en Las Vegas rebosa de nuevos productos que analizan la masa muscular, el nivel de grasa y otras variables.

Calidad muscular

Una nueva balanza de la firma californiana Qardio está entre los varios productos que miden no sólo el peso, sino además analizan la composición del cuerpo en términos de musculatura, grasas y huesos utilizando los impulsos eléctricos de los pies.

La tecnología no se detiene allí: Qardio también ofrece una aplicación “que utiliza algoritmos para ayudar a alcanzar objetivos de actividad física”, aseguró el gerente de mercadeo Alison Luby.

Los creadores de esta nueva tecnología para el fitness aseguran que es importante tener datos precisos más allá de la tradicional medida del índice de masa corporal (IMC), que es un simple cálculo basado en el peso y la altura.

“El IMC puede ser engañoso, porque los músculos pesan más que la grasa”, dijo Luby. “Así que la gente que tiene mayor musculatura puede pesar más” de lo que se esperaría respecto a su altura.

Para aquellos afectos a más detalles, un aparato que se conecta al teléfono, creado por la joven empresa Skulpt, puede analizar los músculos individualmente, con el fin de ayudar a guiar los ejercicios.

El dispositivo, del tamaño de un auricular pequeño, se aplica sobre el músculo y mide su “calidad”, así como la composición de grasa de la zona.

“Esto permite a los usuarios monitorizar su progreso a lo largo del tiempo e idear entrenamientos personalizados”, dijo George Dorsey, un entrenador personal que trabaja con Skulpt y participó en el evento del CES.

“Te permite localizar acumulaciones de grasa. Puedes desarrollar un programa de ejercicios para trabajar en las áreas donde es más necesario”, dijo Dorsey.

La firma canadiense Hexoskin, que fabrica camisetas inteligentes con sensores incorporados, analiza la respiración y el ritmo cardíaco, entre otros datos.

La camiseta de 399 dólares está en venta en Canadá y Estados Unidos. Hexoskin también fabrica equipos “ponibles” para la Nasa, el ejército y la industria.

Las gafas inteligentes son otro segmento importante, puesto que ayudan a los ciclistas y corredores, entre otros, a obtener datos en tiempo real.

La empresa Kopin utilizó el CES para dar a conocer sus gafas Solos dedicadas a los ciclistas, que monitorizan medidas de rendimiento como frecuencia cardíaca, velocidad, potencia, ritmo, cadencia, distancia, duración y otros datos.

Además de las jóvenes empresas, muchas de las grandes marcas del deporte están sumándose a la fiesta.

El coloso de los chips Intel anunció en el CES una sociedad estratégica con el fabricante de equipos deportivos New Balance, para desarrollar novedades “ponibles” que conecten a los atletas con la tecnología a fin de mejorar el rendimiento.

El martes, Fitbit develó su reloj de fitness inteligente, con la intención de atraer el creciente mercado de los relojes inteligentes con mejores funciones de seguimiento de actividad física.