GEAR

En el mundo de los videojuegos no importa quién eres ni cómo te ves. El problema es que algunas personas no pueden acceder a este por impedimentos que tienen que ver precisamente con su físico. Los usuarios que presentan ciertas lesiones o problemas motrices en sus manos, por ejemplo, no pueden sujetar ni manipular el control en igualdad de condiciones a las del resto de los gamers.

Para solucionar este problema, un equipo de alumnos de la Universidad de Johns Hopkins ubicada en Baltimore, Estados Unidos, desarrolló un control que se puede manejar con los pies. Su nombre es GEAR (Game Enhancing Augmented Reality) y su objetivo es facilitar a las personas con discapacidad el acceso a todo tipo de videojuegos.

El grupo está conformado por Nate Tran, Adam Li y George Levay, quien perdió sus manos, parte de sus pies y piel de su cara debido a complicaciones con una infección de meningitis en 2010 mientras estudiaba en su Hungría natal.

GEAR
GEAR

Con este aparato tanto Levay, gamer de toda la vida, como otras personas con discapacidad lograrán regresar o adentrarse en juegos como Counter-Strike, World of Warcraft o Mirror’s Edge, los cuales ya fueron utilizados por estos jóvenes a través del control para las extremidades inferiores.

Anuncio

GEAR está compuesto por un par de sandalias acolchadas y ajustables, en cuya parte trasera se encuentran tres sensores de presión capaces de reconocer diferentes movimientos. Un pie controla adelante, atrás, izquierda y derecha mientras que el otro se enfoca en acciones como saltar, agacharse o disparar.

Un sistema de circuitos es el encargado de recoger esta información y traducirla en instrucciones para el personaje del videojuego. El prototipo creado por Nate, Adam y George puede controlar hasta ocho funciones, aunque el equipo espera que los modelos futuros reconozcan hasta 20.

Los estudiantes ya patentaron su idea y esperan licenciar el diseño para que otros puedan fabricarla y distribuirla. El costo total de estas sandalias es de entre $50 y $75 dólares.

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín semanal, ¡suscríbete ahora!