¿Qué tan cerca estamos de conocer un planeta como el nuestro? Un grupo de científicos del Observatorio Europeo Austral (ESO) anunciarán a finales de agosto el descubrimiento de un nuevo exoplaneta similar a la Tierra, que orbita en torno a la estrella más cercana al Sistema Solar, afirmó la revista alemana Der Spiegel.

“El planeta, que todavía no tiene nombre, sería parecido a la tierra y órbita a una distancia de Próxima Centauri que haría posible la presencia de agua líquida en su superficie, una condición necesaria para la existencia de vida”, indicó la revista.

“Nunca antes los científicos habían descubierto una segunda Tierra tan cerca”, informó, y agregó que el Observatorio Europeo Austral (ESO) anunciará el descubrimiento a finales de agosto.

Próxima Centauri es una de las tres estrellas del sistema Alfa Centauro, una constelación que se ve desde el hemisferio sur. Está ubicada a 4,24 años luz de la Tierra.

Anuncio

Richard Hook, portavoz de la ESO, indicó que sabe de la publicación del artículo, pero se negó a confirmar o a desmentir la información.

“Encontrar un cuerpo celeste es un trabajo muy difícil”, declaró un astrofísico, que pidió no ser identificado, al semanario.

“Estamos en los límites de lo que es técnicamente posible medir”, indicó.

Hace un año, la NASA anunció el descubrimiento de un exoplaneta muy parecido a la Tierra, pero muy alejado, a unos 1, 400 años luz.

Aunque la relación de distancias puede hacer pensar que este nuevo planeta está al alcance de la mano, viajar hasta esta estrella no está al alcance de los humanos, por lo menos con la generación actual de cohetes espaciales.

Según la página del Centro Espacial Goddard de la NASA, la estrella está a 271, 000 veces la distancia que hay entre la Tierra y el Sol.

Vida, más cerca de la Tierra

Otra investigación, realizada por científicos de la NASA asegura que al menos una de las lunas de Júpiter podrían albergar vida.

El planeta gigante está rodeado por al menos 67 lunas, cada una de ellas con condiciones diferentes, la mayoría con ambientes inhóspitos.

Una nueva aproximación teoriza que bajo la capa de hielo de Europa puede haber “el balance químico necesario para que la vida exista, incluso si a la luna le falta actividad volcánica hidrotérmica”, según la agencia espacial.

La NASA cree que Europa esconde un océano profundo de agua salada y ahora investigará más para determinar si su hipótesis es correcta.

Los científicos del Laboratorio de Propulsión de la NASA en Pasadena, California, compararon la capacidad de Europa para producir hidrógeno y oxígeno con la de la Tierra.

NASA
NASA