Dado Galdieri/Getty Images

San Francisco, Estados Unidos (AFP) El gigante de la tecnología Google decidió hacer su parte para frenar la expansión del zika con ayuda del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), organismo al que entregó un millón de dólares para apoyar la causa.

Además, la compañía estadounidense puso a disposición del programa de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) a un equipo de ingenieros, diseñadores y científicos que, junto con Unicef, se encargarán de desarrollar una plataforma para analizar datos capaz de prever eventuales epidemias.

Adam Berry/Getty Images
Adam Berry/Getty Images

“Su objetivo es identificar el riesgo de transmisión del virus en diferentes regiones y ayudar a Unicef, a los gobiernos y a las ONGs a decidir dónde y cómo concentrar sus esfuerzos”, dijo en un blog la directora de Google.org, Jacqueline Fuller.

“Este conjunto de instrumentos está pensado para aportar una solución al zika, pero también podrá aplicarse en futuras emergencias”, agregó.

El millón de dólares donado por Google debe permitir luchar contra el Aedes Aegypti, el mosquito tigre responsable de la transmisión del virus que azota a América Latina, detalló la ejecutiva de Google. Debe servir también para desarrollar diagnósticos, vacunas y políticas de prevención.

Al mismo tiempo, la empresa tecnológica realiza una colecta entre sus empleados con la que espera aportar otros 500,000 dólares a Unicef y a la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín semanal, ¡suscríbete ahora!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre