20th Century Fox

Estados Unidos (AFP) Desde Leonardo DiCaprio quien habló ante Naciones Unidas (ONU) hasta Susan Sarandon quien exigió más acciones al presidente de Estados Unidos Barack Obama, diversas estrellas de Hollywood llevan décadas usando su popularidad para concientizar al mundo sobre las amenazas del cambio climático.

La misma industria incluye cada vez más mensajes ecológicos en sus tramas, como en el caso de “Mad Max”, “Interestelar” e “Into The Storm”, o “Avatar” y “The Day After Tomorrow”, que alertan sobre los problemas de la sobreexplotación de los recursos naturales de la tierra.

El investigador del Instituto de Medioambiente y Sostenibilidad de la Universidad de California en Los Ángeles, Jon Christensen, destacó la importancia de estas personalidades que, dijo, “genera mucha más atención que cualquier político”.

Llenan el vacío de la “mala comunicación de los gobiernos” a la hora de concientizar, explicó.

Entre ellos se encuentran Matt Damon, quien se ha manifestado contra la deforestación; Harrison Ford, quien defiende la biodiversidad; y Daryl Hannah, quien ha puesto en marcha un blog con consejos para llevar un estilo de vida que proteja el medioambiente. También el cineasta James Cameron, a quien le preocupa reducir las emisiones de CO2.

Otras estrellas han llevado su activismo directamente a la escena política. Morgan Freeman, Susan Sarandon, Alec Baldwin y Mark Ruffalo escribieron hace unos años a Barack Obama pidiéndole que liderara una “revolución energética verde”.

En el mismo terreno, Arnold Schwarzenegger aprovechó sus años como gobernador republicano de California para impulsar algunas de las medidas más innovadores contra las emisiones de CO2 de los coches.

Sin embargo, el gran embajador de la meca del cine es Leonardo DiCaprio, actor y activista medioambiental que, desde 2014, es Mensajero de la Paz de la Organización de las Naciones Unidas.

En su primer acto bajo esa responsabilidad inauguró la cumbre sobre cambio climático que se celebró el año pasado en las instalaciones de la ONU, durante la que dijo que “nada de esto es histeria, es un hecho”.

Este problema “no es un debate partidista, es un debate humano y es nuestra obligación moral” abordarlo, afirmó.

 

El artista, que acudirá a la reunión COP21 de diciembre en París, abandera la causa desde que en 1998 creó la Leonardo DiCaprio Foundation, una organización que trabaja en 78 proyectos y que recaudó 40 millones de dólares en su último evento.

Su documental “La última hora” es un altavoz de su mensaje: la deforestación y la contaminación están destruyendo los ecosistemas que garantizan la supervivencia de las especies.

Brad Pitt también intentó dar ejemplo reconstruyendo con material sostenible casas arrasadas por el huracán Katrina en 2005.

¿Puede Hollywood hacer más? “Siempre se puede hacer más”, reconoció Andie MacDowell, recordada por la pelicula “Cuatro bodas y un funeral”.

“Debemos usar los medios de comunicación para difundir ideas verdes. Es una gran forma de enseñar y alentar a la gente”, concluyó.