Foto AFP

Hong Kong, China (AFP) Desde un collar que sirve como un teléfono inteligente para mascotas, una taza que cuenta calorías o un dron que saca ‘selfies’, la Feria de Electrónica de Hong Kong muestra todo tipo de inventos que aprovechan la tecnología para darle nuevas aplicaciones.

El evento semestral, donde las firmas electrónicas muestran sus últimas invenciones, atrae a decenas de miles de consumidores. El año pasado más de 60,000 personas asistieron al evento.

“La electrónica para la salud parece tener un gran futuro, y lo vemos reflejado en el amplio rango de productos relacionados con la salud que están expuestos”, dice Benjamin Chau, subdirector del Consejo de Desarrollo del Comercio de Hong Kong (por sus siglas en inglés HKTDC).

“Un ejemplo es la tecnología adaptada a la ropa. Los fabricantes han adoptado una variedad de aplicaciones para estos productos, que van desde una pulsera que mide la distancia caminada y la calidad del sueño, a un traje de baño que mide las brazadas y las calorías quemadas”, dice Chau.

Con la ubicuidad de los teléfonos inteligentes, muchos de los productos presentados requieren que los usuarios descarguen aplicaciones para aprovechar al máximo sus funciones.

Otra tendencia es la automatización de las tareas del hogar, con máquinas que limpian o que riegan las plantas. “La Feria de Electrónica ilustra este fenómeno con una amplia variedad de productos para hacer la vida más cómoda”, dice el subdirector del Consejo de Desarrollo del Comercio de Hong Kong.

Otros gadgets presentados son más lúdicos. Como los androides que bailan o los drones de siguen al usuario para darle una nueva vuelta a los “selfies”.

Al contrario de muchas otras ferias electrónicas en Asia, este evento en Hong Kong se centra principalmente en productos listos para ser vendidos en el mercado, aunque deja un espacio para los prototipos.

Según los datos de la HKTDC, Hong Kong es el octavo mercado más grande del mundo y las exportaciones de productos electrónicos han crecido hasta los 287,000 millones de dólares en 2014, lo que representa un 61% del total de las exportaciones de la ciudad.

En esta feria que está abierta hasta el 16 de octubre, se pueden comprar desde una taza inteligente que mide las calorías, a un detector de la calidad del aire. “El desarrollo tecnológico parece estar mejorando el nivel de vida y la eficiencia del diario vivir”, dice Chau.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre