Hongos de la Antártida colonizan Marte

Los criptoendolitos demuestran su capacidad de adaptarse a cualquier ambiente.

iStock

Un grupo de hongos que creció entre las rocas de la Antártida vive ahora en la Estación Espacial Internacional (EEI). Se trata de los diminutos pero extremos criptoendolitos que, una vez más, demostraron su capacidad de adaptarse a cualquier ambiente, en este caso el de Marte.

Antes de que estos microorganismos dejaran la Tierra, pasaron cerca de un año y medio en la Base McMurdo, al sur de Nueva Zelanda, bajo condiciones similares a las del planeta rojo. Tras este periodo, más de un 60% de sus células permanecieron intactas, y su ADN estable.

Este experimento dio luz verde a los investigadores europeos para enviarlos a la EEI.

S Onofri
S Onofri

Para sobrevivir al viaje hasta Marte, los científicos reubicaron a los hongos en las celdillas de una plataforma denominada EXPOSE-E, la cual fue diseñada por la Agencia Espacial Europea para resistir entornos difíciles.  

Los avances de este proyecto, llamado Lichens and Fungi Experiment (LIFE) fueron publicados en la revista especializada Astrobiology por el equipo de expertos que cuida de los criptoendolitos y registra su comportamiento en el espacio.

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín semanal, ¡suscríbete ahora!

Los editores recomiendan