Kepler-1647b. Foto de la NASA.

Si diriges tu mirada hacia la constelación Cygnus, estarás enfocándola también hacia un nuevo y misterioso planeta: el Kepler-1647b, dado a conocer hace menos de 24 horas. En tamaño es muy parecido a Júpiter, mientras que tiene la rareza de girar simultáneamente alrededor de un sistema creado por dos estrellas.

Los planetas que orbitan a dos estrellas al mismo tiempo se conocen como circumbinarios y Kepler-1647b es el más grande de este tipo hasta ahora hallado.

Los astrónomos lo llaman exoplaneta, dado que está fuera del Sistema Solar, según anunció la Sociedad Astronómica Estadounidense, agrupación que compartió este descubrimiento con el mundo.

Kepler-1647b. Foto de la NASA
Kepler-1647b. Foto de la NASA

Desde el sitio electrónico oficial de la NASA se informa que Kepler-1647b es un cuerpo gaseoso tiene 4.400 millones de años de edad –en ello es similar a la Tierra– y se encuentra en la constelación de Cygnus a 3,700 años luz.

Anuncio

Este descubrimiento fue posible gracias a la información recolectada por el telescopio espacial Kepler el cual fue lanzado al espacio en el 2009 para “cazar” planetas que giran en torno otras estrellas distintas de nuestro Sol.

Otra de las características de este exoplaneta es que se ubica en la denominada “zona habitable”, es decir, a una distancia de su estrella anfitriona que permitiría la existencia de agua en estado líquido, condición indispensable para albergar la vida.

Sin embargo, los científicos ven poco probable que este gigante gaseoso sea apto para la existencia de la vida. ” Es como si tomáramos a Júpiter y lo colocáramos en la órbita de la Tierra”, opinó el astrónomo Stephen Kane de la San Francisco State University, que forma parte del equipo investigador.

Los astrónomos determinaron además que Kepler-1647b cuenta con la órbita más prolongada para un planeta circumbinario: le toma cerca de tres años terrestres en completar su ruta alrededor de ambas estrellas la cuales tienen un tamaño similar al Sol.