Impacto social, clave del éxito en los negocios, ¿por qué?

Quienes piensan que no se puede hacer dinero y ayudar a otros al mismo tiempo “viven en el pasado”: Ahmad Ashkar

El impacto social es la clave del éxito en los negocios, ¿por qué?
Tec de Monterrey

Los millennials tienen cada día más peso en el mundo laboral. Los nacidos entre 1980 y 1995 son ya mayoría en muchas compañías alrededor del mundo e incluso empiezan a acceder a altos cargos y a formar familias. Pero esta no es una generación más. Los también conocidos como ‘Y’ cambian poco a poco la forma en que trabajamos, dando prioridad a temas que para muchos de sus antecesores eran hasta desconocidos.

Por ejemplo, de acuerdo con el estudio Millennial Careers: 2020 Vision (Carreras de los Millennials: Visión al 2020) publicado en noviembre por la firma ManpowerGroup, para ocho de cada diez millennials el que la empresa a la que pertenecen sea socialmente responsable es de gran valor, decisivo para elegir trabajar ahí. Así lo recordó Ahmad Ashkar, creador y CEO de la fundación Hult Prize en entrevista con Tec Review.

¿Por qué es este grupo más consciente sobre los problemas sociales que le rodean? Ashkar piensa que se debe a las nuevas tecnologías. “Antes podías vivir en una ciudad alejado de las personas de escasos recursos, quienes podían habitar a unos quince kilómetros de ti”, explicó. “Quizás no te encontrabas con ellos diariamente o ni siquiera los veías, eran invisibles”.

Entonces llegaron herramientas, como el Internet, que cambiaron esta situación. “Gracias a la conectividad actual ya no podemos cerrar los ojos, los problemas sociales se hacen más presentes en nuestras vidas al leer sobre ellos o escucharlos”, detalló. “Y pienso que el ser humano no puede ser indiferente, nuestra especie nace siendo buena”.

En ese sentido, ¿qué sucede cuando los millennials deciden crear su propia empresa? Siguen la misma línea: muchos de ellos deciden apostar por el emprendimiento social. “Buscan tener un verdadero impacto y hacer dinero al mismo tiempo”, afirmó Ahmad Ashkar al término de la conferencia que ofreció durante el Festival INCmty que se llevó a cabo en noviembre en Monterrey, Nuevo León. Apoyar a estas startups responsables es la misión de la fundación Hult.

Cada año, jóvenes de más de 100 países diferentes proponen a esta organización un negocio sostenible capaz de ayudar a resolver alguna problemática social. De entre estas iniciativas se elige una ganadora, la cual recibe un millón de dólares para convertirse en una startup “cuya existencia ya mejore al mundo por sí sola”. Ashkar aseguró que no se trata de caridad, sino de impulsar a las grandes compañías del futuro.

¿Realmente se puede hacer dinero y ayudar a otros al mismo tiempo? El fundador y CEO de Hult Prize Foundation no solo piensa que sí, sino que “quienes creen lo contrario viven en el pasado. Es hora de que veamos hacia adelante”. Ahmad Ashkar agregó que si alguien alguna duda sobre ello “debe consultar los datos duros”.

El poder de los chilaquiles

Ahmad Ashkar, nacido en Palestina, considera que sus connacionales y los mexicanos tienen mucho en común, ya que ambos cuentan con una cultura y tradición muy ricas “que pueden ser tanto beneficiosas como lo contrario”. Estos elementos “fomentan valores como la empatía, la unión y el amor, pero también han acostumbrado a las personas a los modelos de negocio ganar o perder”, dijo. “Si quiero sobresalir, el otro no puede hacerlo”.

El creador de Hult Prize Foundation también ve inestabilidad en estos territorios y falta de oportunidades para los jóvenes que quieren emprender debido a “ciertos paradigmas”. Sin embargo, Ashkar dijo no estar preocupado por ello. “Estoy seguro de que vamos a superar estos obstáculos, por lo que estoy más concentrado en las oportunidades que en los problemas”.

En el caso de nuestro país, Ahmad Ashkar destacó otros factores a tomar en cuenta por los startuperos. “Primero, que pueden comer chilaquiles”, bromeó. “Les dan súper poderes, cuando estoy en México los como diario, me encantan”.

En segundo lugar, aseguró que México tiene lo mejor de dos mundos: la herencia de sus antiguas sociedades combinada con características occidentales. “Es una receta perfecta para triunfar porque son dedicados trabajadores, tienen buen olfato para las oportunidades, para los negocios  y, también, son buenos para pensar en el futuro”.

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín, ¡suscríbete!