iStock

El tipo de cambio es únicamente el precio de una moneda extranjera que se expresa en términos de la moneda nacional. Sin embargo, en una economía pequeña y abierta al comercio y a las finanzas internacionales, como la mexicana, se trata de un precio muy importante.

Durante mucho tiempo, el tipo de cambio del peso fue uno más de los muchos “precios tope” oficiales, es decir, estaba establecido por el gobierno. Periódicamente, sufría grandes aumentos causados casi siempre por errores de política económica interna. Cuando ocurría, el suceso se pintaba con tintes dramáticos, tanto económicos como políticos; de paso, enriquecía el folclor nacional con frases a todas luces sabrosas.

Las cosas han cambiado desde 1995, dado que el peso ahora “flota” más o menos libremente en el mercado. Como el tipo de cambio lo determinan las fuerzas de la oferta y la demanda, sus movimientos pueden ser hacia arriba o hacia abajo. Las fluctuaciones dependen de muchos factores, algunos de ellos impredecibles, como los bandazos de las expectativas.

A lo largo de los últimos meses, el peso se ha depreciado en forma notable y se ha convertido en un tema de moda. Hace no mucho tiempo, los medios de comunicación informaban de su “fortaleza”; ahora destacan su “debilidad”. En ambos casos, las causas han sido principalmente externas. Tales calificativos no son palabras neutrales. “Debilidad” tiene un sentido negativo, y “fortaleza” una acepción positiva. Sin embargo, en lo que toca al tipo de cambio, una y otra expresiones sólo adquieren significado real cuando se refieren a un caso específico.

Hace apenas tres años, el precio de cada dólar era de sólo 12 pesos. De entonces a la fecha, ha subido casi cinco pesos. ¿Qué sigue? En realidad, nadie (nadie) lo sabe. El horizonte de la economía mundial está lleno de nubarrones. En ese contexto, el tipo de cambio seguirá marcado por la volatilidad y, muy probablemente, por la fragilidad. Ni modo. Hay formas de acotar el riesgo.

Cortesía
Everardo Elizondo

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre