iStock

El empleo es esencial para garantizar la igualdad de oportunidades y contribuye a la participación de los ciudadanos en la vida económica, cultural y social, así como en su desarrollo personal. Sin embargo, en México, unos ocho millones de personas presentan algún tipo de discapacidad y, de éstas, siete de cada 10 no cuentan con un trabajo, según la Secretaría de Trabajo y Previsión Social. Ello trunca sus capacidades y habilidades en el mercado laboral. Para integrar el talento de este sector, varias empresas han impulsado iniciativas incluyentes, como el Tec de Monterrey a través de su programa de Inclusión Laboral.

El modelo promueve la autonomía de las personas con discapacidad y fomenta el respeto, la colaboración y la no discriminación. Para alcanzar estos objetivos, en 2015 se creó el Comité de Inclusión, del que han nacido políticas y planes de trabajo para personas con algún tipo de discapacidad. La dirección de Talento y Cultura ha capacitado a sus reclutadores en las cuatro diferentes instituciones, para hacer sus procesos incluyentes y, hoy, un grupo de personas con algún tipo de discapacidad trabaja en el Tec, y se promueve que cada vez más personas se puedan incluir. Una de las acciones clave es la creación de una estrategia de Inclusión, donde dentro de sus objetivos está el cambio de cultura y adecuaciones necesarias en la infraestructura para la movilidad, la comunicación para la inclusión en los empleos.

Esta es la historia de tres talentos en el Tec, piezas fundamentales en las actividades diarias de la institución.

Con apoyo de todos

Anuncio

Inclusion-cesar ortega

César padece albinismo, enfermedad hereditaria que produce o disminuye el pigmento de la piel, cabello y los ojos, lo que hace que la persona sea sumamente sensible a la luz. Sin embargo, éste es el menor de su problemas, dice. El padecimiento detuvo el desarrollo de sus células oculares por lo que su visión es muy débil. Para desarrollar su trabajo como ingeniero en Sistemas Computacionales, la herramienta más fuerte que tiene es la comprensión.

“Todos mis compañeros, sin distinción, me apoyan para realizar mis funciones; es la fortaleza más grande que tengo en el Tec”, asegura. Su puesto requiere que participle en diferentes reuniones, por lo que a cada junta lo acompaña algún miembro de su equipo, quien le explica en detalle lo que proyectan o presentan visualmente. “Todo lo que no veo, lo dibujo; trato de imaginar para diagramarlo y luego aplicarlo”. En su área de trabajo cuenta con un monitor especial para ver, así como iluminación que no daña su vista.

Una nueva psicológa

Inclusion-karla mariaSus huesos son como de cristal. Karla tiene 30 años y nació con osteogénesis imperfecta, mal que debilita los huesos y que hace que se rompan con facilidad, sin ninguna causa aparente. Desde hace dos años está encargada de la atención del conmutador, donde atiende dudas de alumnos y padres de familia, vía telefónica y por chat. Llegó al Tec de Monterrey gracias a la bolsa de trabajo abriendoespacios.gob.mx. Desde entonces su vida ha cambiado. “Aquí no me hace falta nada, toman en cuenta mis ideas; además me siento segura”. El Campus Guadalajara cuenta con rampas y baños adecuados para personas en silla de ruedas, como Karla. Esta joven emprendedora, recién acaba de graduarse en psicología, y su próxima meta es crear una bolsa de trabajo especializada para personas con discapacidad.

Cada vez más

Inclusion-jorge jacobo

Jorge es pieza fundamental en el Programa de Inclusión del Tec. Él padece espina bifída y mejor que nadie conoce las necesidades de las personas con discapacidad, así como lo que necesita la institución para ser incluyente. Tras concluir la licenciatura en Psicología Organizacional (LPS’12) se unió a las filas del Tec, y desde 2015 coordina el departamento de Campus Accesible. Aquí diseña programas de accesibilidad e infraestructura. “La mayor satisfacción que tengo es que hay más empleados con discapacidad y más espacios para ellos”, asegura. Como miembro del Comité de Inclusión, en conjunto con talento y cultura trabajan para que los campus y oficinas tengan esquemas de contratación incluyente; además, Jorge participa en la planeación de la nueva biblioteca del Campus Monterrey, que contará con rampas y elevadores para poder desplazarse en su interior.

Nota del editor: Esta artículo se publicó en la revista Tec Review No. 7 del mes septiembre-octubre.

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín, ¡suscríbete!