iStock

Se encuentra bajo la piel y recubre prácticamente muchos de los órganos del aparato digestivo, respiratorio y excretor.

En sí, el intersticio es un conglomerado de tejidos que están llenos de líquido y custodian a muchos otros tejidos.

“Este descubrimiento tiene el potencial de llevar a avances importantes en medicina, incluyendo la posibilidad de que tomar muestras del fluido intersticial se convierta en una potente herramienta de diagnóstico”, explica en un comunicado Neil Theise, médico e investigador en la Escuela Universitaria de Medicina de Nueva York y coautor del estudio.

También puedes leer: Mesenterio, un órgano desconocido para la mayoría

De acuerdo con un estudio publicado en Scientific Reports, un equipo de fisiólogos estadounidenses detectó en una biopsia la presencia de un “tejido extraño” recubriendo los órganos internos.

Después de esto comenzaron a hacer más pruebas hasta que, mediante biopsias congeladas e histologías con agentes fluorescentes, lograron identificar la conformación de esa capa protectora, y la llamaron el intersticio.

El “órgano” es una red en todo el cuerpo de compartimentos interconectados y llenos de fluido apoyado por una malla de proteínas fuertes y flexibles.

Los reportes aseguran que se trata no de un una capa compacta, sino más bien de una superficie porosa conformada por redes de colágeno con compartimentos interconectados y rellenos de líquido.

Según los investigadores, hasta ahora la ciencia no ha estudiado bien ni el flujo ni el volumen del fluido intersticial del cuerpo humano.

Los científicos también esperan que su descubrimiento ayude a determinar por qué el cáncer que afecta esta área del cuerpo tiene más probabilidades de metástasis

TAMBIÉN PUEDES LEER:

Cerdos podrían donar órganos a seres humanos

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre